Trabajo de menores debe ser respetado

Adolescentes pueden laborar a partir de los 15 años cumplidos; existen limitantes.
Jóvenes deben contar con permiso de padres y certificado médico.
Jóvenes deben contar con permiso de padres y certificado médico. (Raúl Palacios)

Monterrey

Aunque hay esfuerzos para erradicar el trabajo infantil en Nuevo León, la Secretaría del Trabajo en el Estado aceptó que el problema existe y exhortó a respetar las normativas y parámetros para el trabajo de menores de edad.

César Aguirre, subprocurador del trabajo en la entidad, explicó que la Ley Federal del Trabajo si permite la actividad laboral en menores de edad, siempre y cuando se tengan los 15 años cumplidos y se respeten los derechos y obligaciones del adolescente.

"Los que son menores de 15 años no están en una relación regulada; la ley no permite que un menor de 15 años trabaje porque no puede realizar cualquier tipo de trabajo que su capacidad física se lo pueda permitir", detalló Aguirre.

"A veces, los padres pierden el trabajo y los niños ven la situación de imposibilidad económica que tienen en casa y es lo que hace que se pongan a trabajar", agregó.

La Ley Federal del Trabajo indica en sus artículos del 173 al 180 que los menores de 18 años deberán presentar el permiso de sus padres y un certificado médico que acredite su aptitud.

También remarca que tampoco podrán trabajar después de las 10 de la noche, ni en expendios de bebidas embriagantes o en labores peligrosas o insalubres.

No se permitirá, acota, que el menor trabaje los domingos ni labore horas extras. Además gozarán de más días de vacaciones, a diferencia de un mayor de edad, y ningún patrón podrá solicitar el servicio del adolescente si no cumple con alguno de los requisitos.

"Tenemos seis días de vacaciones normalmente al primer año; los chicos de 15 años tienen 18 días de vacaciones pagadas en su primer año", explicó.

El funcionario estatal remarcó que las empresas están obligadas a respetar la ley.

En el caso de los menores de 15 años que trabajan en la informalidad, el Director General del DIF, Erik Caballero, señaló la intención de la dependencia no es recogerlos para separarlos de su familia.

En esta situación, acotó, se actúa con la Brigada de la Amistad, que consiste en recorridos de detección y una asesoría para evitar algún proceso legal.