Crece entre familia la práctica del tenis

El activarse físicamente desde niños hasta personas de la tercera edad, a través del deporte blanco, les permite mejorar la salud y convivir en grupo para estrechar aún más los nexos entre sí en ...
Nancy y Arely, madre e hija unieron fuerzas en pos del título.
Nancy y Arely, madre e hija unieron fuerzas en pos del título. (Sergio Sánchez)

Tampico

La práctica del tenis ha ido en aumento no solo en niños y jóvenes, sino entre familias completas al encontrar en esta disciplina una manera de convivir, de activarse físicamente y mejorar la salud, tan solo en el tradicional Torneo Regatas Corona Open, que se juega bajo la modalidad de dobles y singles, se inscribieron un total de 385 jugadores, entre jóvenes, personas adultas y de la tercera edad, en la rama varonil y femenil.

Marijose Paniagua, entrenadora del llamado deporte blanco, en la zona sur de Tamaulipas, mencionó que esta actividad ha pasado a ser una de las favoritas entre las familias porque lo pueden practicar todas las personas, incluso en esta edición jugaron madres con sus hijas, al igual que los papás con sus hijos, y con menos probabilidades de causar lesiones graves en el cuerpo, y es notorio el aumento de gente que lo ha tomado como una disciplina.

"En la zona sur son 6 clubes en donde se practica este deporte que ha ido hacia adelante. Es un deporte que realmente se puede aprender a cualquier edad; yo tengo una alumna ya de la tercera edad prácticamente y antes de iniciar me preguntó si podía aprenderlo y le dije que si, pues es de los pocos deportes que puedes jugar en edades adultas".

Agregó que este es un deporte muy noble, que permite aprenderlo a los 60, a los 65 años, a los 50, a los 40 a cualquier edad "muy diferentes a otros deportes, al futbol, al basquetbol, al volibol, como que todos tienen su momento para aprenderlo y practicarlo, pero el tenis puedes aprenderlo y jugarlo con gente de tu propia edad".

Otro de los fenómenos que están sucediendo en cuanto a la práctica, es que gracias a que los niños asisten a la clase de tenis, matrimonios jóvenes se contagian e inician de igual forma a conocer el entrenamiento "los niños de 5 y 6 años empiezan a entrenar, entonces la mamá joven se empieza a interesar, y luego el papá, he tenido matrimonios, familias completas entrenando, y así ya está toda la familia involucrada, los cuatro compiten, los cuatro se la pasan bien el fi n de semana jugando tenis, la verdad, si es un deporte muy noble que además es al aire libre".

Marijose Paniagua, explica que como todo deporte, la práctica constante también es factor importante para quienes están iniciando, porque aquí se desarrollan las habilidades de los participantes, la actividad aeróbica "el tenis tiene su técnica en todos los golpes, derecha izquierda, remate, el servicio, todo requiere su técnica, es un deporte muy técnico y de mucha precisión, es un deporte que necesitas impactar la pelota en el área de golpeo a determinado momento, adelante del cuerpo para que logre pasar bien la pelota con la empuñadura adecuada".

En la parte de integración de la familia, son varios los casos que ejemplifican; las familias Bermúdez, Leal, Araujo, Morales, Paniagua, Treviño, Morales, han dejado marcada huella al realizar esta práctica, dejando como mejor herencia el tenis, pues en algunos casos una tercera generación continúa con esta saludable tradición que además forja carácter entre quienes lo practican.