Tornados atípicos en Coahuila ligados al cambio climático

Sergio Almazán, geólogo egresado del Politécnico Nacional resaltó que falta una cultura de prevención y no es un asunto privativo del gobierno. Las autoridades deben monitorear los fenómenos.
Tornado registrado este lunes en Acuña, Coahuila.
Tornado registrado este lunes en Acuña, Coahuila. (Gobierno de Coahuila)

Torreón, Coahuila

Sergio Almazán, Geólogo egresado del Instituto Politécnico Nacional y Premio Nacional 2003, autor del libro “Planeta Tierra, riesgos geológicos y desastres naturales”, señaló que los gobiernos deben estar monitoreando constantemente los fenómenos físicos y atmosféricos de nuestro planeta.

"Actualmente escuchamos aquí nunca llovía, jamás había temblado, este volcán estaba dormido desde hace 100 años, lo que debemos comprender es el tiempo geológico, nuestro planeta tiene más de 4 mil 600 millones de años de haberse formado y es un planeta dinámico", señaló.  

Los tornados

se forman por masas de aire una cálida y una húmeda, el aire caliente sube rápidamente y la masa de aire frío que es el más denso desciende, esto provoca una convección, una reacción que desemboca en potentes tormentas giratorias, a las que se les conoce como súper celdas y son capaces de formar uno o varios tornados.

Un tornado es una columna de aire que gira violentamente y que aspira todo a su paso, se forma en la base de una nube y desciende en forma de embudo, hasta alcanzar el suelo, la mayoría de estos tornados duran menos de 10 minutos, se han registrado tornados grandes que han durado hasta 30 minutos.

“Tengo entendido que este tornado fue de categoría 4 y tan sólo duró 6 segundos tocando tierra, fue un meteoro breve, pero muy poderoso, con una gran capacidad destructiva, capaz de lanzar autos por el aire”.

El especialista señaló que el cambio climático es un hecho, sin embargo aún se debaten los efectos y sus consecuencias reales.

Los cambios climáticos han existido siempre, a lo largo de la historia del planeta, desde la última glaciación y hablamos de más de 10 mil años.

Los importante es que el cambio climático es una realidad y la sociedad debe de estar preparada para enfrentar sus consecuencias.

Falta una cultura de prevención, sin embargo no es un asunto privativo del gobierno. Las autoridades deben estar monitoreando constantemente la tierra y sus fenómenos, deben adelantarse y crear estrategias para evitar damnificados por el cambio climático.