Iglesia verá en Acuña por necesidades a largo plazo

La Diócesis de Saltillo además de organizar la sustentabilidad en la atención a los requerimientos materiales, impulsará acciones para evitar ruptura del tejido social.
La Diócesis de Saltillo analizará las necesidades a largo plazo.
La Diócesis de Saltillo analizará las necesidades a largo plazo. (Gobierno de Coahuila)

Saltillo, Coahuila

La afectación que pasan las familias de Ciudad Acuña por el tornado que dejó a su paso 14 muertes, precisa instituir un esquema de atención a largo plazo y con visión humanística e integral, labor que realizará la Iglesia Católica.

El padre Pedro Pantoja Arreola, asesor de la comisión diocesana de Pastoral Social, comentó que la intención es establecer un esquema que evite duplicar acciones asistencialistas que se pierden en la inmediatez de la emergencia.

"Tenemos que superar el inmediatismo que muchas veces inundan los centros de acopio pero no se piensa en la sustentabilidad a largo plazo, cuánta gente quedó sin trabajo, sin un fondo económico, la construcción de la vivienda no se da en 15 días, dónde van a vivir, quién los va a sostener", comentó.

"No se trata de recursos inmediatos, no hablemos de urgencias o emergencias materiales solamente, hablemos de rupturas del tejido social, de destrucción de procesos comunitarios, de procesos familiares que tienen que reconstruirse y en el fondo tiene que haber una visión de totalidad, de integralidad, tanto a largo plazo y a futuro porque también hay que contemplar la sustentabilidad total, laboral, salarial, de mucha gente que no va a poder reconstruir su vida solamente con ayuda de dos o tres semanas", indicó.

Lo anterior lo dijo el sacerdote al precisar que el hecho de que en esta tragedia esté presente la destrucción de la vida, la muerte, hace necesario plantear una visión humanística completa.

Si bien, la Diócesis de Saltillo llevará a cabo labores de acopio de víveres, artículos de limpieza e higiene personal, serán programados en entregas constantes a largo plazo y de manera personalizada a quienes resultaron afectados.

Aunado a que hace un llamado a toda la comunidad a hacer aportaciones económicas que permitirán sostener la entrega de insumos en un periodo prolongado a las familias que tendrán que reiniciar de cero la integración de su sustento.

Para ello pone a disposición la cuenta en Banorte a nombre de Cáritas de Saltillo A.C. con el número  0525898647 con CLABE 072078005258986478. Con estos recursos se programará la compra de recursos estratégicos tales como muebles de necesidad básica.

Esto ante el riesgo que se corre de ver nuevamente, como en otras ocasiones ha sucedido, que los recursos que la ciudadanía aporta en apoyo a una contingencia se desperdician, pierden o mal utilizan.

Incluso el llamado se extiende a la caridad cristiana de los habitantes de Ciudad Acuña que no resultaron afectados a que motivados por la fe, reciban en sus casas a quienes fueron vulnerados en tanto se da el proceso de reinstalación de sus viviendas.