PRONNIF se encarga de 10 niños acuñenses

La Procuraduría de los Niños, las Niñas y la Familia se sumó a la ayuda que se está generando para la Ciudad de Acuña después de que los habitantes fueran afectados por el tornado que se presentó.
De los niños asegurados por la Pronnif en Coahuila, el 40% pertenecen a la Comarca Lagunera.
10 menores fueron asegurados por la dependencia ya que al perder su vivienda no cuentan con un lugar para descansar y pasar los días. (Manuel Guadarrama)
Yeska Garza, titular de la Procuraduría de los Niños, las Niñas y la Familia (Pronnif) (Jazmín Hilario)

Acuña, Coahuila

Luego de los acontecimientos que ocurrieron en el municipio de Acuña, varias dependencias focalizaron la atención hacia allá, a estos esfuerzos se sumó la Procuraduría de los Niños, las Niñas y la Familia (Pronnif) la titular Yeska Garza arribó desde el día de ayer para analizar la situación, conocer si existen menores desaparecidos y las condiciones en que se encuentran.

Detalló que 10 menores fueron asegurados por la dependencia ya que al perder su vivienda no cuentan con un lugar para descansar y pasar los días, además de que existen condiciones insalubres en algunos lugares y ellos están propensos a adquirir alguna enfermedad o infección.

Yeska Garza resaltó que los menores se encuentran en buen estado de salud y garantizó su permanencia en los albergues hasta que sus viviendas sean reparadas totalmente.

“Iniciamos el recorrido ahorita llevamos ya 10 niños asegurados que van a ser trasladados al albergue para su resguardo por las condiciones en las que quedaron sus casas, ya salieron las primeras unidades con estos niños, todos de una misma familia y ahorita seguimos nosotros en las pesquisas”, declaró.

La funcionaria detalló que los menores tienen edades que van del año a los 12 años, por lo cual solicitaron la aprobación de sus padres para ser trasladados al refugio temporal y así ofrecerles alimento, techo y servicios básicos.

Expresó que esta situación será permanente al menos hasta que se encuentren familiares cercanos que puedan hacerse cargo de los menores, tales como tíos, abuelos o primos que tengan su vivienda en buenas condiciones y sin correr riesgos, de esta manera, se realizaría un balance y un estudio rápido para determinar, con el apoyo de los padres, si se entregan a los familiares o si permanecen dentro del albergue.

Yeska Garza resaltó que los menores se encuentran en buen estado de salud y garantizó su permanencia en los albergues hasta que sus viviendas sean reparadas totalmente o rehabilitadas, ya que en los recorridos que ha realizado, dijo se ha percatado que hay espacios vacíos donde solamente quedaron los cimientos de las casas.