Lanzan alerta por llegada de tormenta ‘Dolly’

El Gobierno de Nuevo León instaló el Comité de Contingencias para actuar ante cualquier riesgo que pueda presentarse entre la población.
Las autoridades exhortaron a tomar la precauciones debidas.
Las autoridades exhortaron a tomar la precauciones debidas. (Foto: Jorge López)

Monterrey

Ante la inminente llegada de la tormenta tropical Dolly, los organismos que integran el Comité de Contingencia en el Estado declararon el estado de alerta, con lo que activaron a todos los cuerpos de rescate, albergues y corporaciones para apoyar en las labores que se necesiten.

Durante la reunión celebrada en Palacio de Gobierno se advirtió que podrían llover hasta 150 milímetros entre miércoles y jueves, y alcanzar los 250 milímetros de precipitación pluvial, si se mantiene la lluvia hasta el sábado.

"No hay que minimizar la alerta", pidió Álvaro Ibarra Hinojosa, secretario de Gobierno, quien presidió la reunión.

Al declararse en sesión permanente, la Comisión de Contingencia pidió a la población no subestimar el fenómeno meteorológico, que no alcanzó a convertirse en huracán, pero igual implica riesgos, e hizo un llamado a los municipios para que mantengan limpios los ductos del drenaje pluvial.

"Desde este momento nos declaramos en sesión permanente y les pido a los integrantes de este Comité estar en comunicación constante para seguir con esta atención de la trayectoria de este fenómeno, y a todos los medios de comunicación les pedimos su apoyo como siempre se ha brindado para mantener informada a la población a fin de evitar cualquier situación de riesgo que ponga en peligro su integridad física para que respeten las indicaciones que les dé el personal autorizado de este comité", expresó Ibarra Hinojosa.

Aunque las lluvias serán relativamente cortas, serán muy intensas, lo que representa un riesgo sobre todo por la posibilidad de crear corrientes rápidas en calles y zonas habitadas.

El comité hizo un llamado a la ciudadanía para que ayude manteniendo alcantarillas y ductos libres de basura, y a los municipios que inicien trabajos de limpieza y desazolve.

Ibarra Hinojosa lamentó que la gente siga tirando basura que luego se acumula e impide que funcionen adecuadamente los drenajes pluviales.

Al mediodía del martes Dolly estaba a punto de llegar a la población de la Pesca, Tamaulipas, con una velocidad de vientos de unos 80 kilómetros por hora.

Se calcula que la lluvia más intensa será a partir del miércoles por la tarde, y durante el jueves, en que pueden caer unos150 milímetros de precipitación pluvial, pero podría alcanzar los 250 milímetros con los escurrimientos y si se mantiene la lluvia más ligera hasta el sábado.

Existe riesgo de corrientes de agua en las calles, dijo por su parte el director de Protección Civil del Estado, Jorge Camacho Rincón.

Para prevenir los efectos, se habilitaron 203 albergues en los 51 municipios, el DIF preparó 25 mil despensas, la Séptima Zona Militar ordenó el acuartelamiento de todos sus efectivos para que estén listos a entrar en acción, se prepara un plan epidemiológico para evitar enfermedades entre la población, y se estará haciendo una campaña informativa para instar a la gente a guardar las medidas de prevención.

Además, se planea evacuar a quienes viven en márgenes de arroyos y ríos, como a las familias de La Condesa y San Ángel, en la parte sur de Monterrey.

Las autoridades exhortaron a la población a mantener las medidas de seguridad, evitar cruzar arroyos aunque no presenten agua, y a evitar salir sin necesidad de sus casas.

No suspenden clases

Las lluvias que se esperan por la tormenta tropical Dolly no ameritan que se suspendan las clases, por lo que la secretaria de Educación anunció que seguirán trabajando en todas las escuelas, pero dejó a criterio de los padres si envían o no a sus niños, tomando en cuenta que hay sectores donde pudiera haber riesgo en el trayecto.

Juana Aurora Cavazos Cavazos, titular de la dependencia, explicó durante la reunión del Comité de Contingencia que enviaron una circular a los diferentes niveles de autoridad educativa y a todas las escuelas, para que tomen precauciones de acuerdo al manual de contingencias que se les entregó desde el año pasado.

Se esperan lluvias por 150 a 250 milímetros en la semana, por lo que no debe haber problema para que los niños puedan acudir a clases.