Tormenta con granizo azota a los dos Laredos

Conductores se quedaron varados en vialidades anegadas por el agua, mientras que los fuertes vientos ocasionaron la caída de una palmera en el lado norteamericano.

Nuevo Laredo

Una tormenta sorprendió a los habitantes de Nuevo Laredo, Tamaulipas, y Laredo, Texas causando afectaciones en diversas vialidades.

Fue la tarde del sábado 30 de mayo, cuando fuertes vientos que en cuestión de minutos se acompañaron de precipitaciones y posteriormente de leve granizo azotó a las denominadas "ciudades hermanas".

Los cuerpos de emergencia recibieron llamadas de auxilio de conductores que se encontraban varados en las principales avenidas, que en el caso del lado mexicano eran: César López de Lara, Perú, Anáhuac, Monterrey, Álvaro Obregón, Melchor Ocampo y laterales de la reforma.

En el caso de Laredo, Texas, las vías que resultaron inundadas fueron: San Darío, Santa Úrsula y San Bernardo.

A través de las redes sociales los usuarios de la ciudad texana daban cuenta de lo que sucedía en las arterias, se podían apreciar fotografías y videos de carros atrapados entre las aguas y hasta traileres.

Incluso la tormenta eléctrica derivó en que una palmera se incendiara en la zona norte de Laredo.

De acuerdo a Joe Baeza, vocero del departamento de policía, cuando se registran lluvias, que no cesan, es que se presentan estas afectaciones en las vialidades, pero al paso de los minutos éstas quedan completamente vacías luego de que poco a poco el agua pasa por el drenaje pluvial.

Trascendió que en Laredo cayeron 4 pulgadas de lluvia, por lo que exhortaron a la comunidad a no salir de casa cuando se den alertas de precipitaciones.

En el caso de Nuevo Laredo, los reportes de autos atrapados fueron mínimos ya que los conductores optaron por no usar las vías que resultan anegadas.