Tumores cerebrales podrán extraerse de forma más segura en Guadalajara

Médicos extranjeros prueban tecnología de punta en pacientes del HCG

Guadalajara

A través de ondas de luz es como neurocirujanos mexicanos podrán distinguir visualmente el tejido canceroso del tejido sano durante las cirugías cerebrales, lo que permitirá a los médicos avanzar en el principal desafío al que se enfrentan durante la extracción de un tumor: remover la mayor cantidad de tejido cancerígeno sin que queden células que puedan producir secuelas en el paciente.


Se trata de un equipo de tomografía óptica que desarrollaron científicos de la escuela de medicina Johns Hopkins, para distinguir células malignas en tumores cerebrales, y que por primera vez está siendo probado en pacientes tapatíos del Hospital Civil de Guadalajara.

“La importancia es que nos ayudaría a sacar más cáncer. El sueño que tenemos es que los pacientes lleguen con un tumor canceroso y podamos sacar lo máximo posible porque sabemos que eso es muy importante no nada más para la sobrevivencia sino también para la calidad de vida”, precisó el doctor Alfredo Quiñones Hinojosa, profesor de la Universidad Johns Hopkins.

Explicó que este dispositivo denominado Tomografía de Coherencia óptica (TCO), ya es utilizado para obtener imágenes de la retina, pero que a lo largo de 5 años tanto él, como otros dos investigadores, se han dedicado a la adaptación del equipo para detectar el tejido cancerígeno en el cerebro, usando un principio similar a otras tecnologías con el escaneo de ultrasonido, pero en lugar de ondas sonoras utiliza ondas de luz.

Afirmó que el porcentaje de certeza y seguridad de la TCO para la detección del cáncer, es de un 98 por ciento, comparado con las tecnologías que actualmente se utilizan en nuestro país, las cuales apenas otorgan un 50 por ciento de certeza.

Quiñones Hinojosa detalló que el aparato tiene forma de una pluma la cual transmite pruebas de imágenes no invasivas del cerebro codificado en colores, dijo, que la imagen muestra áreas en rojo, que son cáncer y áreas en verde que son tejido sano, las cuales codifica en tiempo real sobre la intervención quirúrgica, permitiendo observar cuanto se avanza en la extracción del cáncer.

Esta tecnología de resonancia magnética explicó, tiene un costo de 5 millones de pesos, sin embargo, adelantó que están haciendo un trabajo de investigación para poder desarrollarla a un menor costo.

“Queremos que sea más barata y más fácil de utilizarla, y aunque nosotros no tengamos el control del precio creemos que ésta tecnología podría estar disponible por menos de 20 mil dólares para cada hospital”, abundó, luego de agregar que en dos o tres años ya podría estar disponible en hospitales de Guadalajara.


DATO:
Actualmente tres pacientes del HCG están siendo intervenidos con esta tecnología.