ENTREVISTA | POR JAIME BARRERA

Ante la inminente desaparición de los institutos electorales locales para dar paso al Instituto Nacional de Elecciones, el presidente del IEPCJ hace un balance sobre lo logrado por el organismo y lo que viene en el tema de organización de elecciones


Tomás Figueroa, presidente del IEPCEJ

Tomás Figueroa, presidente del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Jalisco.
Tomás Figueroa, presidente del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Jalisco. (Milenio Digital )

Guadalajara

Habrá revisión de personal para el INE, faltan leyes secundarias: TF

Hace unas semanas, el presidente Enrique Peña Nieto, promulgó la reforma político electoral en la que se contempla la desaparición del IFE así como los órganos locales que regulan en esta materia, de esto platica Tomás Figueroa, titular del IEPCJ.

JB: ¿Hay claridad o no sobre qué va a pasar con el Instituto Electoral?

TF: Bueno, ahí están concebidas las reglas mínimas. Hay una reforma constitucional, hay una transformación del IFE al INE, permanecen los órganos electorales, sólo que todavía no hay una claridad porque no está en las leyes secundarias que establezca de manera precisa cuáles son las competencias de los institutos locales y del órgano nacional.

JB: ¿Cuánta vida, entonces, le queda al IEPCEJ?

TF: La ley establece que a más tardar el 30 de abril tendrán que quedar ya aprobadas las leyes secundarias y con base en ello armonizar en cada una de las entidades federativas cada una de sus constituciones para poder lograr tener el andamiaje jurídico que organice las elecciones del 2015 y, en ese sentido, hay una fecha perentoria. Recientemente se acaba de publicar la convocatoria para elegir a los consejeros que integrarán el consejo general del Instituto Nacional Electoral.

JB: Fueron casi 20 años de órganos locales independientes ¿qué dejó y qué se va a perder?

TF: Eso lo hemos comentado y no sólo los que laboramos en la parte técnica de la organización de los procesos, sino especialistas conocedores del tema, que había una especie de retroceso en la organización de los procesos electorales porque hay algunos artículos que incluso llamaron poderosamente la atención de estos especialistas en las facultades del órgano nacional, donde hay una palabra que dice que podrá atraer las facultades de los institutos electorales locales para ellos ser los encargados de la organización de los procesos; lo que no se ha clarificado y eso lo tendrán que ver los diputados federales para poder establecer cuáles serán las causas por las que este órgano nacional pueda atraer esas facultades con criterios objetivos para no dar pie a la subjetividad, a la discrecionalidad y con ello no generar algún tipo de certeza. Nosotros vemos, ustedes son testigos de que en cada contienda electoral, en la disputa por el poder público, hay descalificaciones a muchas instituciones entre las cuales se encuentra la electoral, por supuesto, por parte de los candidatos o de los partidos que las tendencias no les son favorables y eso resulta riesgoso en un escenario donde no hay claridad bajo qué reglas y cuáles son los criterios objetivos para decir que una autoridad está actuando de manera parcial respecto del proceso electoral.

JB: Como el último presidente que cerrará la puerta del IEPCEJ ¿qué evaluación harías?

TF: Creo que el Jalisco no de hoy, sino de hace muchos años, ha sido un estado donde la transmisión del poder, la organización de las elecciones no ha tenido mayores sobresaltos a diferencia de otras entidades federativas. Desde 1995 hay que recordar que cambió de un partido a otro que venía gobernando durante muchos años sin mayores sobresaltos; en las últimas elecciones, incluso en zona metropolitana ha cambiado de partido, insisto, sin mayores sobresaltos. Tenemos hoy día un sistema electrónico que se utilizó en la pasada jornada electoral que funcionó, que eficientó o le dio certeza a los candidatos que contendieron en esos dos distritos; hemos logrado certificados de calidad en ya cinco procesos; en esta semana nos entregaron una certificación ISO en materia de transparencia que se viene a unir a cuestiones como la fiscalización de partidos, las quejas que presentan los partidos. Es decir, hay una profesionalización. Creo que Jalisco puede aportar a estas leyes secundarias para incorporar algunas cuestiones positivas que Jalisco ha diseñado.

JB: ¿Tienes listas estas propuestas?

TF: Están listas, de hecho tenemos reuniones y hemos tenido reuniones tanto con el Senado de la república como con los coordinadores parlamentarios en el Congreso de la Unión; nos han invitado a participar en estos ejercicios, cosa que yo veo muy positiva para dar nuestro punto de vista técnico.

JB: ¿Qué es lo más destacado de esas propuestas?

TF: Mira, el sistema electrónico, incluso en la propuesta original que presentó uno de los partidos, iba a llevar a rango constitucional la posibilidad de tener el sistema electrónico a nivel federal; las herramientas de participación ciudadana que en Jalisco ya sucedían y que no pasaba a nivel federal.

JB: Hablas del plebiscito…

TF: Plebiscito, referéndum e iniciativa popular. Se unen también algunas de las propuestas que presentó la presidenta del Distrito Federal donde hay ejercicios de democracia directa como la consulta popular, el derecho que tienen los ciudadanos de solicitar una audiencia pública y que son vigiladas por el órgano electoral y así hemos estado desarrollando algunas actividades.

 B: ¿Cuánto costó la última elección en Jalisco?

TF: Nosotros tuvimos una erogación de 340 millones de pesos sin contabilizar lo de los partidos políticos y debo decir que somos el segundo estado más barato en toda la república respecto del padrón electoral.

JB: Este órgano, el INE, debe estar obligado a bajarle a esa cantidad.

TF: Pues ese es uno de los objetivos y para lo cual estamos trabajando.

JB: ¿Cuánto va a costar desmantelar el IEPCEJ?

TF: Pues eso tendrá que desprenderse de las leyes secundarias. Hoy, la propia Constitución establece que se deben de fusionar tanto los trabajadores del IFE como los órganos electorales, hacer un solo servicio profesional; habrá que revisar una vez que queden estas leyes si es conveniente ese número de personas para organizar las elecciones.

JB: Ahorita ¿cuántos empleados dependen del IEPCEJ?

TF: El instituto electoral cuenta con una base de 170 personas.

JB: ¿Qué ambiente hay entre ellos en este momento?

TF: Siempre todas estas modificaciones a las legislaciones resultan complejas para los trabajadores que han dedicado su vida, en algunos casos, a la organización de las elecciones…

 

JB: …Como es tu caso

TF: Pero hay tranquilidad por que es gente profesional que se ha dedicado de manera intensa. Hay una ventaja: se está privilegiando el servicio profesional de carrera y eso da mucha tranquilidad a muchos que nos hemos dedicado desde hace muchos años a esta actividad.

JB: Tú ¿cuánto tiempo tienes en el instituto?

TF: Nosotros tenemos desde 1994 participando en procesos electorales.

JB: ¿Vas a concursar por ser uno de los once consejeros del INE?

TF: Ese es un tema que todavía no he resuelto. Una vez que vimos la convocatoria, tu servidor reúne los requisitos, es decir, tengo más de 30 años, hay experiencia en las elecciones, pero es una evaluación que tendré que hacer en los próximos días. Tengo hasta el 5 de marzo para definir.

JB: Los actuales integrantes del consejo ¿podrán aspirar a formar parte de los que designarán desde México?

TF: Eso tendrá que clarificarlo la ley secundaria. Yo no veo por qué no pudiera abrirse.

JB: Hay una gran incertidumbre, entonces, mientras no haya leyes secundarias.

TF: Mientras no esté la ley secundaria, no hay alguna certeza que pudiera yo, en este momento, tener con claridad qué etapa sigue para poder organizar los procesos.

JB: Finalizaría preguntándote ¿con qué se despide el IEPCEJ?

TF: Nos despedimos con un trabajo que hemos venido desarrollando, insisto, no solamente en esta gestión, sino desde hace muchos años en que los jaliscienses acuden a las urnas, hay libertad para elegir a sus autoridades, se obtienen las constancias de mayoría a quienes resulten beneficiados por la mayoría de los votos. Es decir, hay mucha certeza, desde mi punto de vista, y que pudiera incluso abonar o servir de ejemplo para que el día de mañana los procesos electorales resulten más económicos.