Toman gasolinera en Acolman; dañan patrulla municipal

Habitantes comenzaron a distribuirla gratuitamente entre automovilistas y operadores de todo tipo de vehículos, en protesta por el alza de combustibles.
Una patrulla municipal resultó dañada.
Una patrulla municipal resultó dañada. (Alejandra Gudiño)

Acolman

Un grupo de vecinos tomó las instalaciones de una estación de servicio de gasolina en la comunidad de San Francisco Zacango, en Tepexpan, municipio de Acolman, y comenzó a distribuirla gratuitamente entre automovilistas y operadores de todo tipo de vehículos, en protesta por el alza de combustibles.

En tanto, una patrulla de la policía municipal resultó dañada, con los cristales rotos, al tratar de impedir que vecinos del conjunto habitacional Real del Valle tomaran las oficinas administrativas del ayuntamiento ubicadas en esa unidad para expresar su malestar por el citado aumento a los combustibles.

TE RECOMENDAMOS: Toman gasolineras en Temoaya; en Atlacomulco bajan precios

De acuerdo con reportes policiales, esta tarde decenas de residentes de San Francisco iniciaron sus movilizaciones de manera paralela a las que se llevan a cabo en la carretera federal Texcoco-Lechería, en la población de Totolcingo, y de la expresiones de malestar pasaron a apoderarse de las instalaciones de la estación de servicio número 11086, localizada en avenida Veracruz, en Zacango.

Para evitar confrontaciones, los despachadores no opusieron resistencia y los manifestantes comenzaron a llenar los tanques de automóviles y de otros vehículos de manera gratuita, operando las bombas por su cuenta.

La situación continuaba hasta cerca de las 18:20 horas sin que se hayan presentado otros incidentes.

En tanto, elementos policiacos que tripulaban la patrulla municipal de Acolman número 2043, fueron bajados de la misma y dañada ésta de los cristales, cuando los efectivos intentaron impedir que los vecinos se apoderaran de las oficinas administrativas del gobierno municipal ubicada en el fraccionamiento Real del Valle.

Al final los residentes tomaron las instalaciones mientras los uniformados se fueron del lugar para evitar situaciones mayores.

RAM