Otro detenido por verificación fraudulenta de auto

En coordinación con la policía municipal de Tlaquepaque se presentó a una persona detenida como presunto responsable ante la Fiscalía General. 
Entre 300 y 400 conductores son multados mensualmente con hasta 880 pesos por utilizar vehículos que no cuentan con verificación vigente en Hidalgo.
Se detectó el uso de un 'auto madrina' (Héctor Mora )

Guadalajara

Las anomalías en el programa de verificación de autos en Jalisco arrojaron un detenido más, informó esta tarde la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet). En coordinación con la policía municipal de Tlaquepaque se presentó a una persona detenida como presunto responsable ante la Fiscalía General. 


"En seguimiento al operativo permanente de revisión de talleres autorizados para realizar verificaciones del programa de afinación vehicular controlada, se realizó la clausura del servicio de verificación de un taller ubicado en la calle Jardineros, en la colonia Artesanos de Tlaquepaque. Durante el desarrollo de la inspección, se logró acreditar la alteración y falsificación de datos por los operarios del equipo de medición de gases, pues se encontró el uso de un 'auto madrina', utilizado para hacer pasar un vehículo por otro a fin de obtener resultados positivos en el proceso de verificación", señaló la dependencia.

Por este motivo, "se inició el procedimiento administrativo para sancionar la irregularidad y se aseguró el vehículo utilizado para cometer la falta, así como el equipo para realizar la verificación. El servicio quedó clausurado en el lugar. El procedimiento administrativo será desahogado por la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente y podrá concluir con una sanción económica al responsable del taller".

En cuanto a la posible responsabilidad penal, "con apoyo de la policía del ayuntamiento de Tlaquepaque, se realizó la detención del presunto responsable a fin de presentarlo ante la Fiscalía General del Estado y para que se deslinden las responsabilidades que el caso amerita. Este tipo de acciones pueden constituir un delito contra el ambiente, consistente en la alteración de datos para simular el cumplimiento de obligaciones derivadas de la legislación ambiental local. Dicho delito puede ameritar una pena de hasta tres años de prisión".

De este modo, "suman ya cuatro personas presentadas ante la Fiscalía General a fin de que se investigue la comisión de estos delitos relacionados con la operación ilegal de talleres de verificación".

La Semadet "solicita el apoyo de la población para que verifiquen sus vehículos en talleres autorizados que operen bajo el marco legal correspondiente. Con estas acciones de coordinación interinstitucional, el Gobierno de Jalisco sigue contribuyendo a mejorar la calidad del servicio y la integridad de la operación del programa de verificación".