"Tlajo"-El Salto ejemplo de "bronca" por límites

El Congreso local podría darle fin a la problemática de los límites municipales en el Área Metropolitana: Tlajomulco. En el Poder Legislativo analizarán Ley de Coordinación Metropolitana, según el ...
En puntos de la colonia La Alameda, en Tlajomulco, no hay luminarias y para llegar a las casas hay que caminar entre lodo en tiempo de lluvias.
En puntos de la colonia La Alameda, en Tlajomulco, no hay luminarias y para llegar a las casas hay que caminar entre lodo en tiempo de lluvias. (César Ramírez)

Guadalajara

Colonias como La Albereda, La Huizachera y La Purísima son el claro ejemplo de los problemas que se generan al no definirse los límites municipales, ya que las mismas, al estar entre El Salto y Tlajomulco, carecen de servicios básicos como alumbrado público y pavimentación, esto solo por la discrepancia entre municipios.

El 30 de octubre del 2015, el presidente municipal de Tlajomulco, Alberto Uribe Camacho, expuso ante el Pleno del ayuntamiento una iniciativa con la finalidad de resolver la citada problemática “añeja” que lleva con El Salto. Tras varias reuniones entre ambos municipios se determinó que la mesa de la Comisión de Gobernación del Congreso de Jalisco, sería la que daría la forma legal a los acuerdos entre ambas entidades, pero aún no se resuelve la situación.

Estos límites territoriales, que no están definidos con claridad, afecta alrededor de 10 mil familias que viven en la zona, de acuerdo con datos de Tlajomulco y el problema aumenta cuando no tienen con certeza cuál es el municipio que habitan, a qué municipio deben pagar los impuestos, y sobre todo, a qué ayuntamiento reportar y reclamar la falta de servicios básicos.

“Algo que nos ha afectado es que hayan hecho el fraccionamiento dentro de los límites de Tlajomulco o El Salto. Nos hace falta más que nada infraestructura de carreteras (calles), de banquetas, de alumbrado público, que tanto el municipio de El Salto como de Tlajomulco, no están preocupados”, indicó Francisco Mejía, habitante de El Salto.

“Les hemos dicho (al ayuntamiento) que nos arregle la tubería del agua del drenaje, porque se nos sale mucho el drenaje. […] Aquí ocupamos mano dura y más seguridad, porque ya no puede salir a la calle, voy a las tortillas bien temprano, a las 6:00 (horas) y con miedo”, comentó Amparo Reyes Ramírez, habitante de Tlajomulco.

Por su parte, el secretario general del ayuntamiento de Tlajomulco, Erik Daniel Tapia Ibarra, asegura que se trata de una diferencia en la cartografía de los límites, la cual han pedido al Congreso del Estado pueda marcarlos debidamente para que se evite dicha problemática que sufre primordialmente la ciudadanía.

“Es una diferencia en cuanto a la cartografía de los límites territoriales, con nosotros tenemos nuestra propia medición y nuestros propios planes; se encuentra la cartografía catastral, se encuentran los planes de desarrollo urbano, se encuentran los límites que marca el INEGI, los límites que marca el Congreso, hay diferentes fuentes que nos establecen diferentes zonas como el límite de cada uno de los territorios”, comentó.

Ambos municipios esperarán al Congreso Local para que se redefinan sus límites con el objetivo de que las colonias, fraccionamientos y poblaciones que se localizan en dicha área en discordia, no sean marginados por un límite territorial indefinido sin saber a qué municipio pertenecen.

Por su parte el Congreso de Jalisco a través de la Comisión de Asuntos Metropolitanos iniciará una revisión a la Ley de Coordinación Metropolitana para posteriormente proponer modificaciones para que los ayuntamientos puedan otorgar servicios públicos en límites entre territorios municipales. 

“Uno de los retos que hay en la Coordinación Metropolitana tiene que ver con la prestación de servicios en algunas zonas entre municipios. Me parece que ahí es donde los gobiernos municipales van a poder encontrar herramientas normativas que les ayuden a solventar las obligaciones que tienen como gobiernos municipales”, señaló Augusto Valencia, diputado presidente de la comisión. 

Afirmó que a pesar de no existir dichas modificaciones en la ley, los municipios no están exentos de brindar servicios como lo son la recolección de basura, seguridad pública y alumbrado público en los puntos que se pierden en “el radar” de las autoridades por pensar que señalada zona pertenece a otro municipio. 

Recordó que actualmente los municipios que integran el Área Metropolitana de Guadalajara (AMG) trabajan en la creación de dos agencias que atiendan en principio los servicios de salud y de seguridad. 

40 mil ha en el limbo, una explicación

El Área Metropolitana de Guadalajara (AMG) tiene 326,546 ha totales de territorio, de las cuales el 78 por ciento (254,083 ha) se encuentra sin urbanizar y 22 por ciento (72,463 ha) restante se encuentra urbanizado. La inclusión del municipio de Zapotlanejo al AMG, desde 2015, contribuye a aumentar la superficie rústica porque de ese municipio, solo 1.6 por ciento está urbanizado (1,170 ha)

¿Cómo nace el conflicto? “Los conflictos en la sobreposición de Instrumentos radican en la imprecisión de los límites que reconoce cada municipio con respecto a los que formalmente reconoce el Congreso del Estado de Jalisco, basados en el acuerdo del C. Gobernador del Estado de Jalisco, que autoriza el Mapa General del Estado de Jalisco el 27 de Marzo de 2012 elaborado por el entonces Instituto de Información Territorial del Estado de Jalisco (IITEJ) y sobre los cuales se establece la Declaratoria de Área Metropolitana de Guadalajara mediante Decreto (23021/ LVIII/09) y el decreto (23987/LIX/12) del H. Congreso del Estado de Jalisco” dice el POTmet (página 168)

La declaratoria del AMG “emitida por el Congreso del Estado el 9 de diciembre de 2009, suponía el primer paso para integrar en un solo instrumento de planeación el ordenamiento territorial de los ocho municipios (9 desde agosto de 2015), emulando el ejercicio que derivó en el plan de 1982. Sin embargo, cobijados por su autonomía constitucional para formular, aprobar y administrar la zonificación y los planes de desarrollo urbano; los municipios metropolitanos continúan elaborando sus instrumentos de planeación de forma individual, desconociendo la dinámica integral de la ciudad y, en el mejor de los casos, emitiendo planes parciales y declaratorias de reservas urbanas al ritmo que dicta el mercado inmobiliario local”

Esto, debido a que “el mandato constitucional que otorga autonomía municipal en los términos referidos debe leerse en el contexto de la fracción VI del artículo 115 constitucional, donde se ordena la planeación conjunta y coordinada de los territorios municipales que formen o tiendan a formar una continuidad geográfica, como el caso de la AMG; y es precisamente en este contexto que se hace el ejercicio de integrar, en una plataforma de información geográfica, los instrumentos de planeación vigentes de los nueve municipios que conforman el AMG, encontrando diferentes niveles de conflictos que hacen inviable continuar con el esquema de planeación municipal independiente”

¿Cómo se llega a 40 mil hectáreas “en el limbo”?

Al sumar los límites municipales propuestos por el IITEJ a la plataforma que integra los instrumentos de planeación urbana vigentes, “se identifican conflictos adicionales relacionados directamente con conflictos de zonificación”. Dichos conflictos corresponden principalmente al nivel de zonificación secundaria, que involucra discrepancias en el uso de suelo, en la clasificación de áreas y en la estructura vial (jerarquía) 

A una distancia de 100 metros a lo largo de los límites municipales, se identificaron las manzanas o polígonos que presentan alguno de los conflictos ya indicados, encontrando 3,496 polígonos que suman 40,038.6 ha, las cuales requieren algún ajuste para integrar adecuadamente los instrumentos de planeación urbana de forma intermunicipal”. Ver mapa y recuadro anexos.

De este modo, “Son comunes los casos en los que un corredor urbano propuesto a lo largo del límite municipal genera conflictos de intereses vecinales”

Pero en otros casos detectados, se trata de sobreposiciones de los mapas municipales en zonas deshabitadas, caso particular de Zapopan, en el bosque La Primavera (con Tala y El Arenal) y en la barranca del río Santiago con San Cristóbal. El caso de Zapotlanejo es similar con sus vecinos

Fuente: Imeplan/POTmet 

(Click para ver más grande)