Tiran leche materna porque no cumple normas

De febrero a la fecha el Banco de Leche de La Maternidad López Mateos ha recibido 200 litros en donación, pero descartó 60 litros “por seguridad de los bebés”, argumenta responsable.
El Banco de Leche Materna del hospital está dentro de los estándares de otros bancos en el mundo
El Banco de Leche Materna del hospital está dentro de los estándares de otros bancos en el mundo (Milenio Digital)

Guadalajara

Uno de cada tres litros de leche materna que este 2015 ha recibido en donación el Banco de Leche del Hospital Materno Infantil “Esperanza López Mateos” de la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ) no ha llegado a sus destinatarios: bebés hospitalizados cuyas madres no producen este alimento.

La cifra, que de entrada se lee como ‘desperdicio’, obedece a los protocolos de seguridad que debe seguir la institución, explicó el coordinador del Banco de Leche de este hospital, Jorge Castro Albarrán.

“Por los criterios que nosotros tenemos tan rigurosos, una acidez inadecuada, una leche contaminada, una leche con un cabello por ejemplo, ésa leche se tiene que descartar… de que no es adecuada para los bebés, va a haber siempre leche que no es adecuada. Recordemos que los bebitos son prematuros y de bajo peso, entonces no nos podemos arriesgar a darles una leche contaminada o que venga con una partícula extraña”, indicó Castro, en entrevista con MILENIO Jalisco.

El nutriólogo afirmó que incluso se ha recibido leche con presencia de sangre (causada por la rozadura del pezón materno) y en definitiva no se puede utilizar. Otras veces se contamina porque la madre no se lavó las manos, no hizo correctamente la extracción manual, o estaba sucio el extractor.  

Agregó que toda la leche donada pasa por un proceso de análisis en dos ocasiones: antes y después del proceso de pasteurización. Obviamente si no pasa el primer filtro ya no se pasteuriza.

“Cuando a nosotros nos llega la leche la dejamos en congelación. Tiene que pasar 15 días en el stock y lo que nos donaron en estos 15 días lo evaluamos. Si el nivel de acidez es alto, como la leche de vaca, significa que ya tiene una descomposición”, dijo. Tampoco si se encuentra alguna partícula.

El banco, ubicado dentro del hospital conocido como “La Mater”, fue inaugurado hace un año (el 10 de noviembre de 2014) con el objeto de promover la lactancia materna, y la donación de excedentes para alimentar a bebés prematuros o con bajo peso. Las propias madres extraen su leche y la entregan para sus hijos mientras están hospitalizados (leche homóloga). Cuando no es posible o no producen suficiente se buscan donadoras entre madres de bebés sanos, quienes dan su leche para los pequeñitos internos, en la cantidad y con la frecuencia que ellas decidan. 

De acuerdo con Castro Albarrán de febrero a octubre de este año, se registra una buena productividad en el banco que coordina. “Más o menos hemos tenido unos 900 litros entre leche humana homóloga y leche humana donada. Esto significa pues una gran cantidad para el inicio que hemos tenido del proyecto de banco de leche. Lo más trabajoso aquí es tener donantes”, refirió.

De estos 900 litros “alrededor de 200 provienen de donación” y la mayor parte, unos 700 son leche homóloga, es decir de la madre biológica a su propio bebé.

De los 200 litros recibidos en donación en el lapso citado “aproximadamente 140 a 160”, sí pasaron el primer filtro y fueron pasteurizados respondió, sin precisar la  cifra. El resto, hasta 60 litros de leche, se desecharon. Después de la pasteurización también hubo donaciones que no pasaron la prueba, pero tampoco refirió cuántos por no tener el dato. 

A cambio, el entrevistado ofreció los datos únicamente de los donativos del pasado mes de octubre, cuando  se recolectaron 12 mil 600 mililitros (12.6 litros) de leche materna “y de éstos aproximadamente el 7% no fueron aptos… ésa es la cantidad que generalmente tenemos que descartar”.

¿No es descabellado tirar 60 litros de leche? se le inquirió

“Es un problema que se tiene en todos los bancos. Desafortunadamente esa leche no podría ser utilizada”, insistió, tras coincidir en la gravedad de alimentar a un bebé hospitalizado con leche echada a perder o contaminada.

El nutriólogo reconoció que es un trabajo arduo recolectar la leche, por la baja tasa de lactancia materna. Narró que al principio no se tuvo donación.

“La Mater” cuenta con un vehículo exclusivo y personal capacitado que va a casa de las mamás voluntarias. “Ahí mismo se les hacen las pruebas rápidas, historia clínica, se hace la recolección de la leche. Tenemos hieleras donde conservamos la leche y nosotros cuidamos que no se descongele en el transcurso de la casa al hospital”. Con esto, dijo, se disminuye el riesgo que supone dejar la transportación a la donante, pues el hecho de que se descongele “puede ser causa de que tenga que desechar”.

A la fecha el Banco de Leche, que es el primero que se abrió en Jalisco, tiene un registro de 119 donadoras, cuya donación fue variable desde 50 mililitros hasta cinco litros. Algunas donan una sola vez, otras, las menos, varias. “Lo que cuidamos es que la mamá no deje de lactar en su casa. Es primordial para nosotros. El excedente de esta leche, es la que nos va a donar”, sostuvo.

Este excedente no es suficiente para todos los bebés prematuros, por lo que se recurre a leche de fórmula para alimentar a la mayoría; si bien ha mejorado la donación sustancialmente, según el entrevistado.

Castro Albarrán concluyó diciendo que el Banco de Leche Materna del Hospital “Esperanza López Mateos” está dentro de los estándares de otros bancos en el mundo. 

Claves
El Banco de Leche Humana del Estado de Jalisco fue inaugurado el 10 de noviembre de 2014

Se ubica en el Hospital Materno Infantil “Esperanza López Mateos”, en Guadalajara

Fue el primero en abrir sus puertas en Jalisco y el 13 en el país

De febrero a octubre de 2015 el banco recabó 900 litros de leche humana: 200 provienen de donación y 700 de leche homóloga, que dará la madre biológica a su propio bebé hospitalizado

La leche homóloga o de donación es empleada para alimentar a los bebés prematuros, sometidos a alguna cirugía, con infección o bajo peso.

En México 16% de los bebés reciben la lactancia materna exclusiva en los primeros seis meses de edad

Cada año nacen en el Hospital Materno Infantil “Esperanza López Mateos”  alrededor de ocho mil 500 bebés, cerca del 10% son prematuros.