Tierra Nueva desmiente a Pablo Lemus

En torno al escándalo sobre supuestos cobros de la asociación por animales de Villa Fantasía, ésta acusa al edil de mentir para desacreditar un trabajo que es incómodo para la autoridad

Guadalajara

La asociación civil Tierra Nueva por los Animales, señala al presidente municipal de Zapopan, Pablo Lemus, de dirigir una campaña de linchamiento mediático en su contra en aras de desacreditar las críticas que cotidianamente realiza sobre el “defectuoso” trabajo de la comuna respecto a la protección animal.

En un comunicado, Ana Lorena Pulido Gómez, la presidente del consejo directivo, advierte: “me veo obligada a desmentir las declaraciones calumniosas contenidas en el comunicado de fecha 19 de abril del presente, emitido por la oficina del alcalde (…) que expresan de manera arbitraria, absurda y carente de fundamento, graves acusaciones en contra de mi persona y de la asociación civil que presido, al afirmar que Tierra Nueva quería cobrar 350 mil pesos por cada animal (…) refiriéndose al desplazamiento de los cuatro felinos que fueron trasladados desde el Zoológico Villa Fantasía de Zapopan, Jalisco a la Primera Unidad de Rescate, Rehabilitación y Reubicación de Fauna Silvestre en México, ubicada en la ciudad de Pachuca, Hidalgo”.

Los cuatro animales, un león africano, una tigresa de Bengala y dos linces, así como casi la totalidad de animales se encontraban en calidad de depósito en Villa Fantasía, en custodia y al cuidado por mandato de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa). “Los cuatro felinos en comento, fueron trasladados el lunes 18 de los corrientes, a la mencionada Unidad de Rescate hidalguense, con el objeto de ser rehabilitados. Durante más de cuatro años, Tierra Nueva por los Animales, A.C. ha impulsado la transformación del zoológico Villa Fantasía con el objeto de alojar dignamente a los animales, rehabilitándolos para su posterior reubicación, obedeciendo a la naturaleza particular de cada especie, tal y como lo señala la autorización UMA otorgada por Semarnat.

Debido al descuido y los espacios inadecuados en que han sido mantenidos los animales ahí confinados, a partir de las gestiones realizadas por nuestra asociación civil ante las instancias municipales, en 2014 se logró que el Pleno del Cabildo votara en favor de la desincorporación del Patrimonio Municipal de diez perros Xolos, seis cerditos vietnamitas, un hurón y tres caballos “pony”, mismos que después de un largo proceso de rehabilitación fueron colocados en hogares responsables, donde hoy gozan de cuidados y de óptima salud mental y física”, refiere.

Dichas donaciones “se hicieron apegadas a la ética y a legislación vigente. De los años 2012 al 2015, nuestra asociación civil gestionó a través de múltiples peticiones ante las dependencias municipales de Zapopan, la desincorporación del patrimonio municipal de especies domésticas y silvestres, a fin de darles un mejor futuro, según lo determinaran Semarnat y/o Profepa, en el caso de los animales silvestres. Obran en mi poder todos los acuses de recibo que respaldan mi dicho”.

Por ello, “Tierra Nueva por los Animales, A.C., en octubre de 2015 hizo del conocimiento de la administración del señor Lemus Navarro, todas las acciones hasta entonces realizadas con la intención de dar continuidad al proyecto iniciado en el trienio anterior, en el que proponíamos transformar Villa Fantasía, de un zoológico tradicional a una unidad de rescate, rehabilitación y reubicación de fauna silvestre, tomando como modelo el exitoso trabajo que desempeña la Unidad de Pachuca, Hidalgo. El lunes 18 de abril de 2016, un león africano de nombre Sansón, una tigresa de Bengala de nombre Irma y dos linces, macho y hembra, de nombre Sol y Luna respectivamente, fueron trasladados a la unidad hidalguense. No obstante nuestro trabajo altruista de años, de peticiones y gestiones numerosas por parte de nuestra asociación, no nos participaron del evento de despedida de los felinos en cuestión, como sí lo fueron en cambio miembros de otras asociaciones protectoras de animales. Durante el magno evento de despedida de los animales, el alcalde Pablo Lemus anunció el suceso como un logro único y exclusivo de su gobierno”.

Fue entonces que la presidente de la asociación tomó la palabra, “y agradecí al edil por el seguimiento a nuestro proyecto por esta administración y le hice notar nuestra sorpresa al no haber sido invitados para despedir a los animales y que en ningún momento se hubieran mencionado los avances logrados gracias a cuatro años de trabajo intenso y decidido. Durante el evento tampoco se mencionaron ni reconocieron la voluntad y compromiso de la Unidad de rescate que recibiría a los animales en Pachuca. Esto se lo expresé al alcalde frente a los miembros del presídium y medios de comunicación que cubrían el evento, lo que al parecer, fue malinterpretado y presuntamente manipulado por el munícipe”.

De este modo, “el martes 19 de abril, con gran asombro y tristeza, me enteré a través de los medios de comunicación, que uno de los linces había fallecido horas después de haber iniciado su viaje a Hidalgo, habiendo llegado muerto a la ciudad de Pachuca. Según se informó, los tres sobrevivientes (el león africano, la tigresa y la lince), habían tardado varias horas en reponerse del exceso de los anestésicos y su estado era reservado. También me enteré que no se contaba aún con resultados de necropsia que revelaran las causas que originaron el paro cardiorespiratorio que ocasionó el deceso del felino”.

A través de la prensa escrita, radio, televisión y redes sociales, “se han vertido lluvia de acusaciones, calumnias e injurias en contra mi persona y de la asociación civil que represento, sin evidenciar prueba alguna que soporte ninguno de estos señalamientos que han sido difundidos por parte del gobierno municipal de Zapopan, en particular por el alcalde Lemus Navarro y por la Dirección de Protección Animal, responsabilizándome de haber ‘presionado’, ‘arreglado’ y ‘pactado’ el traslado; ridículamente aseguran que soy responsable de haber ‘administrado anestésicos’, aún y cuando por obvio de razones, los animales han estado siempre bajo resguardo, custodia y cuidado de la UMA Villa Fantasía. Además, con el objeto de desprestigiar mi nombre y mi asociación, se me señala de haber pretendido cobrar por el traslado de cada uno de los felinos y que supuestamente el Municipio había ‘descubierto y evitado’ tal situación”. Por supuesto, sin poder.

Esta, añade, es una estrategia mediática con la que “intentar evadir la evidente responsabilidad que los involucra y sólo puedo concluir que se trata de una campaña de desprestigio y descrédito contra mi persona, razones que me llevan a suponer que existen intereses por parte de algunos representantes del Ayuntamiento de Zapopan, de aniquilar mi buena fama y mi buen nombre”, pero los hechos están y apuntan hacia otro lado, concluye.