Tiempo que el SAT otorgó a asociaciones religiosas es poco: arzobispo

Francisco Robles afirmó que hay complicaciones ajenas a la iglesia que complican inclusión del nuevo régimen.

Guadalajara

El arzobispo de Guadalajara, Francisco Robles Ortega, señaló que el aplazamiento que otorgó el Sistema de Administración Tributaria (SAT) hasta el mes de enero para que se inicie la fiscalización de las asociaciones religiosas a través de la inclusión del Comprobante Digital por Internet es poco tiempo para lograr la capacitación y la inclusión del nuevo régimen en todas las iglesias.

“De cualquier manera considero que es poco el tiempo porque hay muchas circunstancias de tipo ajenos a la iglesia, por ejemplo ubicación geográfica de ciertas comunidades que no tienen acceso a los medios electrónicos o no tienen el recurso ni de personas para poder agilizar este esquema”, mencionó Robles Ortega después de la misa dominical.

El dirigente de la iglesia católica en Guadalajara recalcó, por un lado,  la  disponibilidad que tiene el SAT para ofrecer el adiestramiento a los encargados de cada iglesia, pero insistió en la necesidad de abrir un dialogo con las autoridades para que conozcan a mayor profundidad los fines de las asociaciones religiosas.

“Yo creo que si se da cuenta hacienda que las asociaciones religiosas al no desempeñar un papel de empresa si no de naturaleza muy distinta y muy especifica se dan cuenta que deben de ser tratados de acuerdo a su entidad y de acuerdo a la misión que cumplen las asociaciones religiosas”, indicó Robles Ortega.