Procurarán pagar deuda a proveedores

El tesorero de Torreón, Pablo Chávez Rossique, señaló que por inconsistencias del Código Financiero se generó un "hueco" de más de 44 mdp.
Pablo Chávez Rossique, tesorero de Torreón.
Pablo Chávez Rossique, tesorero de Torreón. (Archivo.)

Torreón, Coahuila

Por devoluciones del cobro del Impuesto sobre Adquisición de Inmuebles (ISAI), el ayuntamiento de Torreón heredará un pasivo de entre 190 y 200 millones de pesos.

Tras ser cuestionado sobre el tema de la deuda, el tesorero Pablo Chávez Rossique, destacó que el municipio salió con sus propios recursos de un problema que no le correspondía, al referirse a las devoluciones del ISAI por las inconsistencias jurídicas del Código Financiero, que es la base para el cobro del impuesto.

Esto generó un hueco de más de 44 millones de pesos e hizo que se dedicaran recursos programados para otras actividades, por una falla en la ley.

Del pasivo de entre 190 y 200 millones de pesos que se contempla se estará heredando a la próxima administración, 85 millones corresponden a deuda con proveedores.

Afirmó que a la fecha se ha cubierto un 90 por ciento del adeudo que se mantenía con la empresa IntelliSwitch, encargada del apagado automático del alumbrado público. Además, aseguró que se adeudan cero pesos a la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Mientras que a la empresa Promotora Ambiental de La Laguna (PASA), se le deben cerca de 20 millones de pesos por el servicio de limpieza, los cuales se procurarán pagar, dependiendo de los ingresos según comentó.

"Vamos a hacer todo lo posible, dependiendo de nuestros ingresos, para poder cumplir con los proveedores y en eso estamos trabajando".

Asimismo, manifestó que no le corresponde dar cuenta de la deuda que dejarán las paramunicipales, como Simas a la siguiente administración municipal.

En acato a la resolución de jueces federales, la Tesorería municipal está devolviendo el cobro del ISAI a quienes promovieron y ganaron amparos.