Alza en deuda fue herencia de gobierno de Olmos

Así lo aseguró el tesorero de Torreón, Enrique Mota en su comparecencia ante el cabildo donde los panistas votaron en contra. Aseguró que existe un 86% de transparencia.

Torreón, Coahuila

Autorizan regidores del Cabildo de Torreón, por mayoría, con el voto en contra del PAN, la gestión del Tesorero municipal sobre el ejercicio 2014, dentro de la jornada de comparecencias de que realizan los directores generales ante los ediles.

De nueva cuenta, los panistas señalaron el alza en el pasivo de la administración, ante lo que el funcionario argumentó que la razón del incremento de la deuda no fue una deficiente  planeación financiera, sino que la causa fue el pasivo y los compromisos heredados por la anterior gestión municipal.

Enrique Mota señaló que el incremento en el pasivo no es por una deficiente planeación financiera, sino que se encontró una ciudad "muy deteriorada".

En respuesta la fracción del PAN acordó que realizar un pronunciamiento ante la ASE en relación a que la anterior administración municipal no presentó completa la deuda pública.

La regidora Verónica Soto fue la primera en señalarle al funcionario el incremento del pasivo, cuando indicó que se aseguraba buena planeación financiera y un presupuesto de egresos programático.

La segunda síndico de vigilancia, Gabriela Casale, destacó que fue constante la entrega fuera del tiempo reglamentario de los avances financieros de la cuenta pública, sin que fueran solicitadas por el funcionario prórrogas formales al interior de la comisión.

Destacó además que no fue entregado el avance de gestión financiera correspondiente al mes de diciembre de 2014, con lo que no se pudo realizar una revisión completa del ejercicio.

El Tesorero municipal, Enrique Mota, respondió que la deuda a la alza es por el pago de 120 millones de pesos vencidos de ejercicios anteriores, 30 millones de pesos de laudos laborales y 15 millones de pesos que obligó la Suprema Corte de Justicia de la Nación a pagar por concepto de ISAI, para evitar tener las mismas consecuencias que tuvo el ex tesorero Pablo Chávez Rossique.

Señaló que el incremento en el pasivo no es por una deficiente planeación financiera, sino que se encontró una ciudad "muy deteriorada" y focalizar el recurso de acuerdo con las demandas, disminuyó el flujo de recursos de la Tesorería municipal. Aseguró que hay ingresos pendientes que ayudarán a cubrir los pasivos en el presente ejercicio.

La regidora Ángela Campos indicó que a la deuda heredada del gobierno municipal de Eduardo Olmos también es responsabilidad de la actual gestión y "se le ha dado la vuelta a la página", sin fincar responsabilidades.

Dentro de su informe, el tesorero destacó que se disminuyó el pasivo a corto plazo de ejercicios anteriores, en un 26 por ciento.


El tesorero le respondió que a quien le corresponde sancionar es a la Auditoría Superior del Estado. Por lo que la fracción del PAN acordó realizar el pronunciamiento ante la ASE en relación a que la anterior administración municipal no presentó completa la deuda pública.

Al respecto el tesorero manifestó que la finalidad de que se delimite si existen responsabilidades es válida, lo que indicó que se tiene que realizar ante las autoridades competentes.

La fracción del PRI respaldó con su voto el informe del funcionario, al considerar que no se registraron irregularidades.

El regidor del PRD dijo respaldar el informe del tesorero, ya que la única irregularidad detectada fue el tema del cobro de cuotas para el PRI dentro de la estructura municipal.

Dentro de su informe, el tesorero destacó que se disminuyó el pasivo a corto plazo de ejercicios anteriores, en un 26 por ciento. El que se disminuyó el pasivo a largo plazo en un 15 por ciento en lo que se refiere a la deuda de Banobras.