Terapia física alternativa para pacientes de Esclerosis Lateral Amiotrófica

Mejora su calidad de vida ya que evita mayores complicaciones y se logra que el paciente realice por sí solo algunas acciones a pesar de las limitaciones en el movimiento.

Guadalajara

Los pacientes de Esclerosis Lateral Amiotrófica (LEA) pueden mejorar su calidad de vida a través de una adecuada terapia física, indicó el Jefe del Servicio de Medicina y Rehabilitación Física del Hospital de Especialidades del instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco. 

El objetivo de brindar terapia física es evitar mayores complicaciones y que el paciente logre realizar por sí solo algunas acciones a pesar de las limitaciones en el movimiento que ocasiona la enfermedad.

“Lo que hacemos en rehabilitación es tratar de que ellos tengan músculos un poco más fuertes y de esa manera limitar más complicaciones asociadas a inactividad, como debilidad, les enseñamos a hacer ejercicios de respiración, actividades para ahorro de energía para que puedan ser más autosuficientes e independientes”, explicó el especialista del IMSS Jalisco.

Señaló que esta enfermedad se deriva de una degeneración del sistema nervioso que ocasiona la pérdida progresiva de la movilidad de los músculos debido a su atrofiamiento y adelgazamiento ocasionado por la destrucción de las fibras nerviosas.

Indicó que aunque aún no existe un tratamiento que pueda limitar el daño o curar la enfermedad, es posible que el paciente realice actividades sencillas con ciertas medidas y cuidados especiales y con el apoyo de la familia, debido a que por lo regular el afectado no puede moverse y se siente extremadamente agotado.

“Se les dice que deben incluso usar ropa y  zapatos más ligeros,  y por ejemplo en vez de que utilicen vasos de cristal los usen de elementos plásticos, dependiendo capacidad de cada persona, el objetivo es mejorar su calidad de vida”, reiteró el especialista del Seguro Social.

Romano Romero indicó que los síntomas iníciales que refieren los afectados con esta patología son: debilitamiento muscular en manos o alguna extremidad, incluso sensación de temblor hasta perder la capacidad de movilizarla progresivamente.

 

A fin de mejorar las condiciones del paciente, dijo, es importante acudir a revisión médica ante la aparición de estos síntomas, más aún si se tienen antecedentes familiares de ELA, dado que se ha notificado que el padecimiento conlleva factores hereditarios en algunos casos. 

Indicó que se estima que la incidencia del padecimiento es de un caso por cada 100 mil personas, afecta primordialmente al género masculino. En el servicio que encabeza se atienden alrededor de 10 a 12 pacientes por año, derivados primordialmente del área de Neurología.

Explicó que el apoyo de la familia es indispensable, debido a que el paciente tiende a presentar depresión y estados de ánimo de decaimiento, por lo que en el servicio de Medicina y Rehabilitación Física de este nosocomio se brinda apoyo y orientación a sus seres cercanos y cuidadores a través de la modalidad de Escuela de Familia.