Aprueba Tepa gasto en polémico estudio

Sólo el PAN votó a favor, mientras que la oposición señala que se pretende privatizar servicio de agua potable.

Tepatitlán

Finalmente, la mayoría panista de Tepatitlán votó a favor de desembolsar 3 millones de pesos y financiar un estudio de factibilidad que vea la conveniencia de que empresas privadas ayuden a construir el acueducto de la ciudad. Las bancadas opositoras del PRI y Movimiento Ciudadano votaron en contra y algunos de sus regidores calificaron de ridículo el gasto que se va a hacer, argumentando que ya hay recursos estatales y federales y no se necesita dinero privado.

 

La propuesta se autorizó este jueves en sesión de cabildo, con once votos a favor, todos ellos de regidores del PAN y seis en contra, del PRI y PMC.

 

Antes de finalizar el año 2013, el presidente municipal, Jorge González Arana, había manifestado su intención de financiar un estudio, a fin de ver qué tan factible era seguir construyendo el acueducto, pero bajo el esquema de Asociación Público-Privada (APP). El regidor de Movimiento Ciudadano, Enrique Vargas, aquella vez señaló que no era conveniente privatizar el servicio del agua potable y que además estaba en camino el dinero que había prometido el gobierno del estado para financiar la obra.

 

González Arana reviró el cuestionamiento, argumentando que sólo se permitiría capital privado en la construcción del acuífero si se comprobaban los beneficios a la población en cuanto al servicio del agua, su administración y las cuotas a los usuarios.

 

En días pasados llegaron de parte del ejecutivo estatal más de 80 millones de pesos para la obra, sin embargo se votó a favor de gastar 3 millones para financiar el estudio de factibilidad de la APP, lo que causó molestia en los ediles de oposición.

 

Al final de la junta de cabildo de este jueves, Enrique Vargas volvió a reprobar que se destinen recursos para dicho análisis, con varios argumentos en contra, como el de que ya hay dinero por parte del Gobierno del Estado y el Federal, que en las ciudades donde se ha privatizado el servicio de agua potable, los usuarios han salido perjudicados y por último, que si una empresa o inversionista está interesado en financiar el acueducto, que pague el estudio con sus propios recursos.