Tener una mascota manifiesta riqueza, según la Ley del IVA

La medida podría afectar a organismos que rescatan animales sin dueño.

Monterrey

En México, a partir del 1 de enero de 2014 será un lujo tener una mascota, dado que para alimentarlas pagará el 16 por ciento por concepto del Impuesto al Valor Agregado (IVA).

El Congreso de la Unión aprobó la propuesta del Ejecutivo Federal de aplicarel 16 por ciento del IVA a alimentos para mascotas, para aumentar los ingresos tributarios.

Con ello se pone fin a la tasa del 0 por ciento que prevé la Ley del IVA en el renglón de enajenación de alimentos procesados para perros, gatos y pequeñas especies, utilizadas como mascotas en el hogar, ya que se trata de alimentos que evidentemente no están destinados al consumo humano y, por otra parte, quienes adquieren estos bienes reflejan capacidad contributiva, y en consecuencia, se trata de manifestaciones de riqueza que deben ser gravadas, señala el apartado de la Ley del IVA.

De acuerdo con datos disponibles, las ventas de alimentos para animales procesados alcanzan más de dos mil 200 millones de dólares al año en México, esto ubica al país en el décimo mayor mercado del mundo dentro del segmento de alimentos procesados para mascotas, según Euromonitor International.

Estados Unidos es el mayor mercado, donde los consumidores gastan más de 20 mil millones de dólares al año en este rubro.

Anualmente Euromonitor estima que se incorporan 250 mil a 500 mil perros y gatos a situación de calle, que se sumarían a los 13 millones que ya existen.

Por su parte, la Asociación Mexicana de Productores de Alimentos para Mascotas (AMEPA), estima que en México hay 14 millones de perros y gatos que viven en los hogares mexicanos; otros 13 millones de animales viven en las calles.

Las compañías de alimentos para animales estiman que la mitad de los dueños de mascotas en el país utilizan los alimentos comerciales, mientras que el resto produce brebajes o alimentos caseros, por lo general una mezcla de pollo, arroz y tortillas.

La AMEPA señala que el 50 por ciento de los hogares en el país tienen un animal de compañía, y destinan un gasto promedio semanal de 19 pesos.

En este universo se encuentran familias de todos los estratos socioeconómicos.

Se prevé que el gravamen estimule el uso de las sobras como comida para mascotas.

Esta industria produce 8.5 millones de toneladas, con un valor de 15 mil millones de pesos al cierre de 2012.

Para la AMEPA, de aprobarse la medida no sólo podría afectar la salud pública, por el número de perros y gatos que viven en situación de calle, sino también impactaría negativamente a las asociaciones que se dedican a rescatar animales sin hogar.