Tendencia migratoria hará crecer las zonas urbanas de Hidalgo

El estado hasta los noventas era expulsor de población, en 1995 empezó a atraer gente.
Eligen vivir en la entidad por su cercanía con la Ciudad de México.
Eligen vivir en la entidad por su cercanía con la Ciudad de México. (Arturo González)

Pachuca

La llegada de población proveniente de la Ciudad de México ha incrementado los espacios urbanos del sur de Hidalgo, un estado que hace 40 años era netamente rural pero que ahora, según la tendencia migratoria, está en vías de transformarse en un estado urbano, señala la investigadora del área académica de Sociología y Demografía en el Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades (ICSHu), Angélica Elizabeth Reyna Bernal.

Los espacios urbanos han crecido en Hidalgo sobre todo hacia el sur en Pachuca, Mineral de la Reforma y Tizayuca, pues se encuentran vinculados a la urbanización con el Estado de México, el Distrito Federal y la Zona Metropolitana de la Ciudad de México. Sin embargo, en el extremo norte de la entidad creció la urbanización en Huejutla.

Hasta los años setentas y hasta los noventas, Hidalgo era un estado expulsor de población; por su carácter rural, los hidalguenses se iban a diferentes ciudades, principalmente hacia la capital del país, pero a partir de 1995 la entidad empieza a traer población.

Desde hace 40 años la población de la ciudad de México comenzó a emigrar a otras partes de la república. La crisis económica de las principales ciudades del país incentivaron la migración de las grandes metrópolis hacia otros centros urbanos en diferentes puntos del país, entre ellos, Hidalgo, sobre todo por su cercanía a la capital del país.

Para la investigadora, el sismo de 1985 de la ciudad de México aumentó la salida de la población que comenzó desde la década de los setentas. Entre 1995 y 2010, la gente comenzó a moverse hacia la frontera norte, para migrar a Estados Unidos; y por otro lado surgieron migraciones hacia el sureste del país.

Con ello, plantea la investigadora, "se transformaron las estrategias de vida de los hogares y la percepción sobre la calidad de vida; se crearon estrategias de selección e inversión de sectores para el desarrollo, como la apertura comercial". Esto se concretó en inversiones, empleo y urbanización en espacios nuevos, que aumentaron la movilización de la población hacia esos sitios, explica.

CLAVES

La gente que había emigrado, regresa y encuentra oportunidades en su terruño, mejores condiciones de vida. Los migrantes llegaron por las nuevas oportunidades que surgieron en Hidalgo.

En los últimos años, refiere, se intensificó el flujo de población hacia Hidalgo principalmente y la población de la entidad creció en gran medida, lo que se verá reflejado en los próximos censos del Inegi, afirma la investigadora nivel 1 en el Sistema Nacional de Investigadores (SNI).

Según Inegi, hasta 2010, existían en Hidalgo dos millones 665 mil 018 habitantes. Pachuca es la localidad más habitada con 256 mil 548 residentes; seguido de Tulancingo, Tizayuca, Huejutla e Ixmiquilpan.