Templos religiosos regularizan pago de agua

El funcionario del agua municipal, dijo que se deben coordinar con la Secretaría de Educación estatal para llegar a acuerdos, que es la instancia indicada.
Cumplen con el llamado de la autoridad municipal.
Cumplen con el llamado de la autoridad municipal. (Tania Contreras)

Atizapán de Zaragoza

Un total de 20 parroquias católicas, cristianas, del nuevo reino y otras religiones, respondieron al llamado del organismo de agua potable de Atizapán (Sapasa) y regularizaron sus pagos de consumo de agua potable, informó el director del organismo, Raymundo Garza Vilchis.

Precisó que los consumos de agua de estos sitios religiosos casi son domésticos, pues aunque reúnen gente, no utilizan el líquido.

En Atizapán de Zaragoza funcionan cerca de 65 iglesias y parroquias de la religión católica y otro número similar de otras religiones, que no pagan sus consumos de agua, por lo cual desde el inicio de año, Sapasa inició una campaña que dio resultados, pues ya se acercaron 20 administradores de estos templos para cumplir con sus pagos.

Respecto de los consumos en escuelas, el funcionario del agua municipal, dijo que se deben coordinar con la Secretaría de Educación estatal para llegar a acuerdos, que es la instancia indicada.

Garza Vilchis mencionó que sigue siendo alto el número de usuarios que se niegan a pagar sus consumos, pues el año pasado solo se incrementó en 2 mil la cifra de pagadores, lo que consideró raquítico porque en su mayoría son nuevos usuarios.

Mencionó que el organismo de agua ha tratado de hacer su parte como es el trabajo para corregir fugas de agua, limpieza de cauces y barrancas para prevenir inundaciones y bacheo en donde se tiene que abrir el pavimento para reparar la red, por lo que esperan que los usuarios omisos respondan con sus pagos.

Respecto de las quejas por desabasto de agua, el director de Sapasa dijo que se ha logrado regular el suministro en la zona de Peñitas, Villa Jardín y Cerro Grande, y lo mismo se hace en Villas de la Hacienda, donde hasta hace unos meses sólo se les surtía cuatro horas una vez por semana.

Precisó que se sigue trabajando por tandeo, pero se han modificado horarios para hacer llegar con más presión el agua en las zonas altas para que la gente pueda almacenar en sus tinacos y cisternas, cuando en el pasado se les dotaba con menos presión y no llegaba el agua.

El funcionario mencionó que se trabaja con el mismo caudal, pero con mayor presión.