Teleférico sí pero con cara nueva para Torreón pide IP

Debe existir un plan maestro al momento de concretar la obra, pues otros servicios públicos y condiciones de los sectores donde pasa deben atenderse a la par del desarrollo del proyecto.
De momento el sitio no representa ningún atractivo para los visitantes de Torreón: Hugo Estrada Reyes.
De momento el sitio no representa ningún atractivo para los visitantes de Torreón: Hugo Estrada Reyes. (Manuel Guadarrama)

Torreón, Coahuila

Arquitectos y miembros de la iniciativa privada consideraron que hay cosas más importantes que la construcción de un teleférico, pero no descartaron que su colocación pueda ser un detonante para el desarrollo de un sector de la ciudad al estar incluido en un proyecto integral.

"Es viable porque el dinero (por lo que nos dijeron) vendría de la federación o al menos lo era, sin embargo necesitamos que haya un buen análisis al respecto porque hay otras prioridades", indicó Agustín Arellano Saucedo, ex presidente del Colegio de Arquitectos de La Laguna y representante del Consejo Lagunero de la Iniciativa Privada (CLIP).

De momento el sitio no representa ningún atractivo para los visitantes de Torreón, debido a que únicamente en el periodo vacacional de semana santa.

Puso de ejemplo que hay otros puntos importantes que deben atenderse como la conclusión del Hospital General que comenzó a edificarse desde hace casi ocho años a las afueras de la ciudad, casi al llegar a Matamoros.

Sin embargo, resaltó que de llegar a concretarse la infraestructura no debe quedar como "un elefante blanco", debido a que tiene que estar acompañada de un plan integral que abarque mejorar el entorno de los sectores proyectados en el recorrido.

En cuanto al tipo de teleférico que puede instalarse, argumentó que lo más viable sería uno con fines turísticos, pero en ese caso debe ir acompañado de un atractivo para los visitantes que suban hasta el Cerro de las Noas, donde la autoridad ha anunciado pretende colocar un destino.

"Creo que tendría que ser algo más que nada turístico, sin embargo para eso debe abarcar otra cosa como la colocación de un buen restaurante y otro recreativo al que puedan llegar los visitantes", dijo.

A pesar de eso, afirmó que resulta complejo concretarlo en un contexto en que pretende eliminarse la Secretaría de Turismo de Coahuila, pues la dependencia debería encaminar acciones para aterrizarlo y luego promoverlo.

"Con la situación que se viene en la economía (en la que han sido anunciados recortes presupuestales) no sabemos si siga siendo viable", indicó.

Por su parte, Hugo Estrada Reyes, arquitecto especializado en inmuebles históricos, coincidió en que debe existir un plan maestro al momento de concretar el teleférico, pues otros servicios públicos y condiciones de los sectores donde pasa deben atenderse a la par del desarrollo del proyecto.

"Hay que ver más allá de que sea de movilidad o atracción turística, pues colocar un teleférico debe ir sumado a mejorar una serie de cosas del entorno humano", expuso.

Mencionó que para llegar a ese paso en otros lugares como Medellín, Colombia, las autoridades tuvieron que cambiar otros aspectos de la imagen urbana, además de la construcción de centros comunitarios.

De llevarse a cabo de esa manera en esta ciudad no descartó que el proyecto del transporte sirva para sacar a algunos barrios y colonias del olvido.

Estrada Reyes detalló que aunque todavía no se dice en qué consistirá el proyecto, en el caso de hacerlo con fines turísticos para conectar el Cerro de las Noas (sede del santuario del Cristo) al Centro tendría que mejorarse aspectos como la seguridad, la iluminación de las colonias por donde va pasar y las vialidades.

Resulta complejo concretarlo en un contexto en que pretende eliminarse la Secretaría de Turismo de Coahuila, pues la dependencia debería encaminar acciones para aterrizarlo y luego promoverlo.

Mencionó que en el caso de que sea con fines de transporte de las personas de las colonias del poniente o las faldas del Cerro debe considerarse si realmente resulta necesario por el hecho de que estén incomunicados y no haya otras vías de acceso.

Por el lado del ámbito recreativo en el santuario religioso, Arellano Saucedo argumentó que de momento el sitio no representa ningún atractivo para los visitantes de Torreón, debido a que únicamente en el periodo vacacional de semana santa suele haber una afluencia alta y tampoco está incomunicado como para que la gente tenga problema para llegar.

En diciembre del año pasado las autoridades municipales y estatales anunciaron que en el 2015 impulsarían su creación que consistiría en dos etapas y la primera con una inversión de 75 millones de pesos.