Construcción carece de sustento o diagnóstico

Migdy Yosdel García Vargas del Grupo de Investigación Interdisciplinaria de La Laguna así lo ve, pues va enfocado al turismo pero depende qué se quiere mostrar como la pobreza que existe.
Para Agustín Arellano hay cosas más importantes que un teleférico.
Para Agustín Arellano hay cosas más importantes que un teleférico. (Manuel Guadarrama)

Torreón, Coahuila

Para Migdy Yosdel García Vargas, integrante del Grupo de Investigación Interdisciplinaria de La Laguna (GIIL) y que recientemente presentó el libro "Levantar el Poniente", la construcción de un teleférico que conecte a las colonias donde nació Torreón carece de sustento.

"No hay un sustento o diagnósticos para eso, pues no es una zona que esté alejada y no pueda conectarse. Esto debido a que es una zona por donde pasan todos los camiones", expuso.

"La gente necesita esparcimiento, pero también tienen otras necesidades que no son subsanadas de esta manera, tales como empleo, educación y acceso a la salud y una vivienda digna".

Indicó que en el caso de atractivos turísticos no hay nada que mostrar en las colonias del Poniente, debido a que sus habitantes siguen sumergidos en condiciones de pobreza.

"Se menciona que también va enfocado al turismo, pero depende qué se quiere mostrar, la miseria, la pobreza o la segregación que viven las personas. No sabemos de qué manera busquen que impacte o merme en los pobladores", declaró.

Resaltó que por la experiencia que tuvo ella en la investigación para armar uno de los artículos de "Levantar el Poniente", a lo que deben enfocarse las acciones gubernamentales es crear programas que tengan efecto a largo plazo y no estar limitados a periodos de gestión pública.

"Se necesitan diagnósticos para que haya políticas públicas que se traduzcan en problemas que logren impactar la realidad. La gente necesita esparcimiento, pero también tienen otras necesidades que no son subsanadas de esta manera, tales como empleo, educación y acceso a la salud y una vivienda digna", argumentó.

Puso de ejemplo que en el caso de educación en la colonia Cerro de la Cruz únicamente hay una escuela primaria y quienes pasan de grado deben irse a otras colonias como Centro e incluso a Gómez Palacio, Durango, para continuar con su preparación.

"En un nivel muy pobre por decirlo de alguna manera, cuando estaba más fuerte el problema de la violencia en Torreón ir a dar clases a la zona del poniente era como un castigo en lugar de verlo como una zona donde deben fortalecerse los valores y las habilidades de los niños", añadió.

En el caso del rubro de la salud mencionó que muchas personas por su edad ya no pueden bajar a otros sectores para recibir atención médico y quizá eso pudiera erradicarse en parte con la colocación del teleférico pero debe analizarse bien.

"Podría conectarlos con alguna parte del Centro, pero vemos que en realidad no sería todo el cerro sino una parte del mismo y hay otros accesos que no serían tomados en cuenta", agregó.

"Se menciona que también va enfocado al turismo, pero depende qué se quiere mostrar, la miseria, la pobreza o la segregación que viven las personas".

Comentó que por lo regular las personas que habitan en el sector Poniente tienen entre sus actividades primordiales atender comercios en el sector Alianza, colocarse en una fayuca y la obra (albañilería).

Cabe destacar que junto hay diversas colonias que colindan de manera directa con el Cerro de la Cruz, entre ellas la Plan de Ayala y la Miguel Hidalgo. En ese sentido, el acceso principal de una de esas está en la avenida Morelos y es el único que ha sufrido remodelaciones por parte de las dependencias gubernamentales.