Logran separar el agua y el aceite en el Tec Laguna

Diana y Raquel Quiroz elaboraron una fibra de nylon con adición de grafeno, que contiene partículas de 42 nanómetros de diámetro, lo que impide el paso de líquidos más grandes como los hidrocarburos.
Diana y Raquel Quiroz trabajaron bajo la tutela de Sandra Casillas.
Diana y Raquel Quiroz trabajaron bajo la tutela de Sandra Casillas. (Luis Carlos Valdés de León)

Torreón, Coahuila

La semilla de la innovación y la tecnología en el sector educativo está dando sus frutos, y ya son reconocidos a nivel nacional e internacional.

De nueva cuenta la asesora Sandra Casillas, así como Diana y Raquel Quiroz, alumnas del Instituto Tecnológico de La Laguna, obtuvieron un reconocimiento por su proyecto de elaboración de una fibra de nylon con adición de grafeno, que en su uso industrial, permite la separación de combustibles del agua, por lo que sería útil en casos de derrames petroleros.

Diana es alumna del quinto semestre de Ingeniería Mecatrónica, mientras que Raquel está en tercer semestre de Ingeniería Química en el Tec Laguna.

"Desarrollamos un proyecto que es una tela a base de nylon que tiene adición el grafeno con partículas de 42 nanómetros que son hidrofílicas y lipofóbicas, lo que indica que la tela se puede utilizar para limpiar agua de hidrocarburos".

"Este proyecto puede ser utilizado en casos de derrames petroleros o cuando las empresas tiran sus desechos a los ríos, incluso en casa cuando se termina de freír alimentos y se lava el sartén, es muy útil".

Las pruebas que hizo el equipo fue con hidrocarburos, aceites de automóvil y de la cocina, se pasaba por la tela y sólo dejaba pasar el agua y los aceites se quedaban.

Sin existir en el mercado, esta proyecto se comenzó a desarrollar desde el semestre pasado, desarrollando en primera instancia el grafeno, que son puras uniones de carbono cuyas partículas tienen 42 nanómetros de diámetro, por lo que no dejan pasar moléculas más grandes como los líquidos de aceite o petróleo.

Además que el grafeno que desarrollaron tiene PH2, lo que lo hace hidrofílico y lipofílico, es decir que tiene un campo magnético que no deja que los lípidos se le peguen, siendo así una tela de retrolavado.

Este proyecto fue presentado en la Cuarta Reunión de Jóvenes Investigadores en el Tecnológico de La Laguna, en el que ganaron su pase para participar el pasado viernes y sábado en Chihuahua participando contra 54 proyectos de 24 Estados, obteniendo el segundo lugar.

Al no haber ni un proyecto similar en el mundo, es factible que se logre su patente y posterior comercialización para las compañías que deseen adquirirlo para sus procesos tanto para uso industrial y doméstico.