Tapatío ganó programa de emprendedores en Estados Unidos

Entre 4 mil proyectos de 35 países que postularon al Programa de Jóvenes Líderes de las Américas, el de José Luis Reyes obtuvo el primer lugar por su impacto social
José Luis Reyes obtuvo el primer lugar por su impacto social
José Luis Reyes obtuvo el primer lugar por su impacto social (Maricarmen Rello )

Guadalajara

A José Luis Reyes no le bastó haber egresado de una prestigiosa universidad privada y contar con un buen empleo para un consorcio de seis empresas zapateras que le permitía viajar y desarrollar sus habilidades de mercadeo. Inspirado por sus propios jefes, a los 24 años la idea le daba vueltas, buscando algo más. Quería emprender un negocio diferente.

Las palabras del Premio Nobel de la Paz 2006, el bangladesí Muhammad Yunus, con quien tuvo oportunidad de convivir tras un Congreso, retumbaban en su cabeza: “haz algo grande pero nunca te olvides de la comunidad, haz algo con impacto social”.

Su idea la aterrizó en diciembre de 2011, al abrir las puertas de Estrenón, la primera tienda de ropa usada en Guadalajara, que a casi cinco años se ha convertido en una empresa prolífica (hace tres meses abrió la sucursal número 26 y se ha expandido a otras ciudades de Jalisco, Aguascalientes y Michoacán), y logró el cometido de impactar a su comunidad.

Con este proyecto, José Luis postuló al Programa de Jóvenes Líderes de las Américas (YLAI por sus siglas en inglés) 2016, que auspició el gobierno de los Estados Unidos (EUA) por segundo año. Y fue el ganador entre 4 mil jóvenes de 36 países de Latinoamérica y el Caribe que participaron, de los cuales seleccionaron a 250 para entrenarles cinco semanas, antes de asistir a un congreso sobre liderazgo que clausuró el mismo Barak Obama, en Perú (el último viaje internacional que realizó como presidente).

La idea de Estrenón le llegó al ver a un joven que a pesar de su precariedad económica lucía feliz una playera Nike. Luego pensó en el dicho mexicano “como te ven te tratan” y creyó que si muchos accedieran a vestir ropa de calidad a precios bajos, podrían aspirar a un mejor trato, trabajo y oportunidades.

El joven convenció a otros de invertir en su proyecto: comprar ropa usada en México (la importación de ropa de segunda es ilegal), pasarla por un proceso de clasificación, sanitización, etiquetado y venta.
“Monté la primera tienda con ropa mía, tocando de casa en casa, con ropa de la familia, en la colonia Artesanos… un exitazo, la gente se arrebataba las prendas… Yo solo cobrando, vendiendo, acomodando”, y por supuesto incluyendo marketing. Su eslogan es “ropa buena para todos… ropa buena habla de dignificación, para todos, del compromiso de dirigirse al nivel socioeconómico bajo, sin importar que también atraiga a clientela de más recursos”. El precio de las prendas va desde 9 pesos hasta 200 el más alto, costo de un traje completo “como éste –se señala- con la que otro joven puede ir a una entrevista como ésta, ir por un mejor trabajo, o dar una presentación en la escuela”.

“Estrenón es más que una empresa. Una empresa se queda corta para describir el sueño que estoy tratando de construir. Para mí es un movimiento de combate a la desigualdad social y a la pobreza extrema”, indicó. Su éxito, comparte, radica en atraer a los proveedores.

El proyecto de José Luis Reyes fue ganador de Reto Zapopan y de la competencia internacional de emprendedores más grande del mundo “MassChallenge” 2015, en Boston, Massachussets.

La Embajada de EUA le invitó a participar en YLAI, que hoy asegura califica de la más grande experiencia. “Es algo que no te puedes imaginar, desde el primer día estás aprendiendo sobre liderazgo… muy enfocado en la persona, más que en el negocio”, dice. El programa inició en octubre en Dallas, luego pasó cuatro semanas en Indiana y una más en Washington, para culminar los sesenta finalistas en Perú.

“La satisfacción es muy grande, disfruto lo que hago, me encanta muchísimo mi trabajo y lo que hemos construido día a día para llegar hoy a estas 26 tiendas y a este reconocimiento de YLAI”, dice agradecido.

MC