CRÓNICA | POR ANABEL MANZANO

A un Tampico agitado... llegó Ernesto Cordero

ernesto cordero-Candidato a la dirigencia nacional del PAN

Escasa militancia acudió al encuentro, algunos le reiteraron su apoyo, otros más pidieron la foto del recuerdo.

El candidato convivió con la militancia panista del sur de Tamaulipas.
El candidato convivió con la militancia panista del sur de Tamaulipas. (Yazmín Sánchez)

Tampico

Entre sirenas de patrullas y un Tampico agitado fue como el candidato a la dirigencia del Partido Acción Nacional (PAN) Ernesto Cordero, convivió con la escasa militancia que acudió a su encuentro, algunos para reiterarle su apoyo y otros solo para la foto del recuerdo.

Luego de su visita a Reynosa, Cordero acompañado por el senador Francisco Javier García Cabeza de Vaca y los diputados Germán Pacheco (Tampico) y Alejandro Llanas (Río Bravo), encabezó un mitin en terrenos de la Herradura que fue amenizado por la Banda Toro, originaria de La Cruces, Chontla, desde donde llegó gracias a la colaboración del ex alcalde de ese municipio Pedro Macario González Pérez.

Fue el escenario para la reunión del grupo de panistas que perdieron la alcaldía de Tampico.

Tere Sosa, los de la Maza, Luis Alonso Mejía, Duncan Velazco y algunos otros como Gerardo Villaseñor y las ex regidoras Rosario González y Minerva Alarcón, también estuvieron presentes.

Minutos antes de las 19:00 horas Cordero arribó al Hotel Fiesta Inn.

Visiblemente cansado saludó a los reporteros y con una brevísima introducción de Germán Pacheco inició la ronda de pregunta y respuestas.

Mientras el senador con licencia respondía los cuestionamientos, en el restaurante del hotel, a solo una puerta de distancia, departían los panistas tampiqueños que por momentos opacaban la voz del candidato.

Cordero respondió cada pregunta, aunque en alguna trató de ser breve y no ahondar. Entre otras cosas dijo que espera ganarse el voto del ex presidente Felipe Calderón.

Acusó a la dirigencia de Francisco Madero de haber empequeñecido al partido en todo el país, ya que pasó de gobernar nueve estados a cinco y 200 alcaldías menos, así como una fuerza reducida en las cámaras de diputados y senadores.

Sobre las alianzas refirió que deben ser la excepción y que en caso de tomarse deben ser solo para ganar.

Cordero descartó que al menos en Tamaulipas el partido necesite negociar con el PRI para lograr la gubernatura en 2016 porque eso “se gana en las urnas”.

Comentó que está dispuesto a debatir en el escenario que lo pongan y sostuvo que al menos tres casas encuestadoras le dan el triunfo con 12 y hasta 30 puntos.

Transcurridos 30 minutos se dio por concluida la rueda de prensa y Cordero salió al área de alberca en donde montaron un par de mesas y sillas para la convivencia entre panistas.

Con una camisa azul celeste y pantalón caqui, la menuda figura de Cordero no alcanzó a llegar a esa zona porque los militantes lo detuvieron para retratarse con él, entre ellos Tere Sosa y su hijo Agustín, lo mismo ocurrió con Cabeza de Vaca.

Faltando unos 20 minutos para las 20:00 horas al menos diez patrullas de la Policía Estatal Acreditable y del Ejército Mexicano pasaron sonando sus sirenas lo que capturó la atención de los panistas que se hallaban en el jardín disfrutando de la puesta del sol.

Algunos tomaron sus teléfonos y empezar a realizar llamadas, otros prefirieron quedarse en el lugar mientras la situación se tranquilizaba.

Cabeza de Vaca y Cordero seguían posando para las fotos, mientras Germán Pacheco daba una entrevista.

No eran más de 40 los panistas que se hallaban en el jardín cuando el candidato volvió a dirigirse al interior del hotel, aunque minutos antes había sostenido que estaba en Tamaulipas sin miedo y para solidarizarse.