Hospital de especialidades sigue siendo solo un proyecto

Pese a que éste tiene varios años autorizado y ha sido anunciado al menos en cuatro ocasiones por diferentes representantes populares del norte de Veracruz, aún no se lleva a la realidad.
Los servicios de salud de emergencias y especialidades son el “talón de Aquiles” del norte de Veracruz.
Los servicios de salud de emergencias y especialidades son el “talón de Aquiles” del norte de Veracruz. (Aristeo Abundis)

Norte de Veracruz

La carencia de un hospital de especialidades en la zona norte de Veracruz provoca grandes inconvenientes y riesgo inminente para quienes requieren atención médica especializada o emergente ya sea por enfermedades crónico-degenerativas, accidentes, incidentes o contingencias lo que le da a la región el estatus de indefensión pues desde Tantoyuca pasando por Tempoal, El Higo y Pánuco así como desde Naranjos hasta Ozuluama, Tampico Alto y Pueblo Viejo, no existe un referente inmediato para este tipo de situaciones.

En un espacio de 200 kilómetros a la redonda el lugar más cercano de referencia para pacientes de emergencia o especialidad es el vecino puerto de Tampico, Tamaulipas a donde se va toda la carga de atención médica que incluye al Seguro Social, Seguro Popular, ISSSTE y a clínicas particulares lo que se conjuga con escasa presencia de vehículos especializados para el traslado de enfermos o accidentados generando el verdadero talón de Aquiles en cuanto a la salud de los ciudadanos.

En esta mención especial de salud se incluye el caso de mujeres embarazadas que de la misma manera casi en su totalidad son trasladadas al vecino puerto ante la falta de mecanismos especializados y con la intención de no poner en riesgo su vida y la del producto por nacer, lo anterior según el ex titular de la Jurisdicción Sanitaria local José Luis García García y el actual Enrique Bonilla Pastrana quienes reconocen la necesidad de un hospital de especialidades que se supone lleva  varios años autorizado y que ya fue anunciado al menos en cuatro ocasiones por diferentes representantes populares o actores políticos.

Los incidentes de vialidad en las carreteras Matamoros-Puerto Juárez en el tramo Ozuluama-Tampico requieren de traslado inmediato y Tampico es el único referente mientras que por la carretera Alazán-Canoas y su entronque con la Tampico-Valles, unos 200 kilómetros de longitud se deben de recorrer en caso de necesitar atención médica urgente desde Tantoyuca hasta Tampico disminuyendo en kilometraje entre los municipios de Tempoal, El Higo y Pánuco.

La demanda de salud en especialidades no tiene un referente de tasa de mortalidad pues los casos urgentes se registran en Tamaulipas en caso de deceso incluidos los provenientes de accidentes o hechos  delictivos en tanto que los cuerpos de auxilio y emergencia son insuficientes ya que solo la Cruz Roja cuenta con dos ambulancias y el resto de las instancias  solo utilizan sus unidades especializadas en traslados programados, al tiempo que los cuerpos de radio-auxilio tienen limitada su función de movilidad dada la falta de apoyo proveniente de instancias oficiales o de la sociedad civil.

El Hospital General de Pánuco es el primer referente para casos de urgencia y emergencia en la región sin embargo de la misma manera solo se realizan acciones de valoración para el traslado a algún nosocomio tamaulipeco pues en el lado veracruzano el hospital de referencia más cercano sería el de especialidades en Poza Rica que implicaría al menos tres horas y media de traslado desde Pánuco lo que puede hacer la diferencia entre la vida y la muerte.

El Seguro Popular no tiene otra opción más que el Hospital Civil “Doctor Carlos Canseco” ubicado en el puerto de Tampico y existen algunas quejas sobre la falta de atención debido a supuestos problemas de pago de servicios de la zona veracruzana a la zona tamaulipeca, además de la presunta saturación del servicio en el propio lado tamaulipeco y la llegada de pacientes de al menos cinco municipios veracruzanos que no tienen más opción que la canalización hacia ese lugar y la espera correspondiente.