Tamaulipas se rezaga en manejo del Subsemun

Monterrey, San Nicolás de los Garza y la ciudad de Veracruz, tuvieron mejor aplicación del subsidio para la seguridad, que Nuevo Laredo y Matamoros.
En la evaluación del manejo del Subsemun, el estado resultó peor evaluado en comparación con municipios de entidades vecinas.
En la evaluación del manejo del Subsemun, el estado resultó peor evaluado en comparación con municipios de entidades vecinas. (José Luis Tapia)

Tampico

Los municipios de Veracruz, Monterrey y San Nicolás de los Garza, hicieron un manejo más efectivo del Subsemun que Nuevo Laredo y Matamoros.

Estos dos últimos, recibieron 44 observaciones por parte de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).Mientras los municipios tamaulipecos pasaron “a panzazo”  la  revisión a la cuenta pública 2012 de este fondo, el ayuntamiento jarocho fue de los mejor evaluados al ser dictaminado como limpio.

El Subsemun es el Subsidio para la Seguridad de los Municipios y su aplicación es analizada cada año por la ASF.

A nivel nacional solo una muestra de 34 municipios fueron auditados, aunque en 2012 había 239 beneficiados con Subsemun.

En el caso de Tamaulipas las ciudades gobernadas por Carlos Cantú rosas y Leticia Salazar tuvieron que reintegrar casi 4 millones de pesos a la federación debido a una mala ejecución del subsidio por parte de sus antecesores.Matamoros y Nuevo Laredo fueron dictaminados “con salvedad” al igual que los municipios neoloneses, sin embargo, Monterrey y San Nicolás de los Garza solo devolvieron recursos por un millón 193 mil pesos.

De los 12 municipios de la muestra que resultaron con salvedad, es Matamoros el peor evaluado ya que se ganó 38 observaciones, de las que solo 16 fueron solventadas, lo que generó 22 recomendaciones y la devolución de 3 millones 774 mil pesos.En el caso de Nuevo Laredo se generaron seis observaciones, todas fueron atendidas.

Aquí la Auditoría recuperó 107 mil 500 pesos que no se ejercieron.Monterrey tuvo 27 observaciones de las que solventó 21 y San Nicolás de los Garza de 17 señalamientos aclaró 16.

De la lista de ciudades con salvedad, es Matamoros el cuarto municipio al que Subsemun destinó más recursos con 45 millones 883 mil pesos, de los que 44 por ciento aplicó a equipamiento, 34 por ciento a infraestructura y 12 por ciento a la prevención del delito.

Tanto Matamoros como Nuevo Laredo no destinaron ni un solo peso del subsidio a la profesionalización de sus 870 elementos de policía, a pesar de que Tamaulipas es la entidad más rezagada en la conformación de la Policía Estatal Acreditable (PEA).

En cambio, Monterrey destinó recursos del Subsemun para evaluar de forma integral a 405 elementos en control de confianza.

Esa ciudad destinó 8 millones 265 mil pesos a la profesionalización de sus policías.

“El proceso de profesionalización del personal operativo observa un avance significativo, como lo manifiesta el hecho de que se realizan las acciones desde 2008.

De acuerdo con las circunstancias presentadas en la operación de la corporación se ha tenido un avance sostenido en la certificación de los elementos”, precisa el dictamen.En tanto, Veracruz aplicó un millón 350 mil pesos en la evaluación integral de control de confianza del personal policial.

Por el contrario, en el apartado de profesionalización del dictamen de Nuevo Laredo señala que en 2012 el indicador era de 1.0 policía por cada mil habitantes, cifra que presentó una disminución de 0.3 en relación con 2011 y está  por debajo del parámetro de 2.8 policías por cada mil habitantes que recomienda la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Ni para Nuevo Laredo ni para Matamoros fueron suficientes los recursos del Subsemun para mejorar la seguridad pública.

En el dictamen del primero se señala que “el impacto de las obras y acciones del Subsemun, así como los resultados de los principales índices delictivos, no han sido suficientes para el mejoramiento de la seguridad pública del municipio, por lo que el subsidio contribuyó parcialmente al logro del objetivo de la política pública en materia de seguridad”.

Y para la ciudad gobernada por Leticia Salazar el dictamen también concluye que “el impacto de las obras y acciones del Subsemun no fue favorable para el mejoramiento de la seguridad pública”.

Entre las faltas más graves de Matamoros en la ejecución del subsidio se encuentra un millón 350 mil pesos en dos proyectos que no se realizaron, así como un millón 18 mil 300 pesos que corresponden a conceptos de obra pagados no ejecutados.

En el caso de Nuevo Laredo la Auditoría detectó que no solicitó la autorización de reprogramar la aplicación de un millón 998 mil pesos de los recursos del Subsemun y sus rendimientos. De igual forma  no cumplió con las disposiciones emitidas por el Consejo Nacional de Armonización Contable y no reportó con oportunidad los indicadores de desempeño que incluyen las variaciones en la incidencia delictiva.

Los municipios tamaulipecos también quedaron en desventaja con municipios del norte como Mexicali y Tijuana, ya que ambos obtuvieron dictámenes limpios.

Sin embargo, gastaron mejor el Subsemun que San Luis Potosí y que el municipio de Guadalupe, Nuevo León, ambos obtuvieron dictamen negativo.

De la lista de 34 ciudades evaluadas por la ASF, 12 cerraron con dictamen limpio, 12 con salvedad, 9 con negativo y solo Baja California obtuvo una abstención, ya que aún está en tiempo de solventar sus observaciones.