Tamaulipas estanca su calidad crediticia

La consultora Fitch Ratings ratifica la calificación de AA- (mex), la misma obtenida en diciembre del año pasado
Recomiendan al gobierno estatal elevar su ahorro interno.
Recomiendan al gobierno estatal elevar su ahorro interno. (Especial)

Tamaulipas

La falta de crecimiento en calidad crediticia de Tamaulipas se debe a su deuda pública así como financiamientos solicitados y gasto operacional relacionados con seguridad pública, señala la consultora Fitch Ratings, quien ratificó la calificación de ‘AA-(mex)’, la misma obtenida en diciembre de 2012.

La decisión, señala, también se debe a que ha mantenido una sólida recaudación de ingresos locales y una economía local principalmente del sector manufacturero.Fitch Ratings ratificó la calificación de ‘AA-(mex)’ a la calidad crediticia de Tamaulipas y la ubica en “estable”. Asimismo, ratifica la calificación de ‘AA (mex) vra’ de un financiamiento bancario contratado en 2009 por el gobierno estatal con una institución bancaria, cuyo saldo es de 5 millones 952.8 pesos al 30 de septiembre de 2013.

El informe señala que los factores que apoyan la calificación crediticia de Tamaulipas son: “su sólida recaudación de ingresos locales, favorable gasto operacional respecto a sus ingresos disponibles, importante economía local, principalmente el sector manufacturero con elevada participación en importaciones y exportaciones nacionales e indicadores socioeconómicos muy superiores al promedio nacional”.

Sin embargo existen limitantes para que su calificación pueda crecer a otros niveles incluso ven posibilidades de que baje. Entre ellos señala: crecientes niveles de apalancamiento y sostenibilidad de deuda; presiones de gasto operacional relacionadas con seguridad pública; y una mayor exposición a efectos del ciclo de la economía norteamericana.Otros factores son “posibles contingencias en mediano y largo plazo derivadas de la parte no fondeada de pasivos por pensiones y jubilaciones de trabajadores al servicio del estado, que pudieran presionar el flujo disponible para realizar inversión pública”. 

Señala que para mejorar la perspectiva crediticia debería implementar: elevados y consistentes niveles de ahorro interno, mejores niveles de apalancamiento y sostenibilidad de deuda y una reforma en pensiones de trabajadores que no presione el gasto corriente de forma importante.

Fitch Ratings refiere que al 31 de diciembre de 2012, la deuda directa de Tamaulipas ascendió a 9 mil 268 millones de pesos y que para 2014 se evalúa contratar un crédito adicional por 1,500 millones de pesos a largo plazo destinado para seguridad pública. “Asumiendo la nueva deuda y ciertas condiciones de contratación, Fitch estima que los indicadores de apalancamiento y sostenibilidad futuros aún son manejables para la entidad y congruentes con el nivel actual de calificación”.

La información financiera del Estado de Tamaulipas considerada para la calificación corresponde al 31 de diciembre de 2012, presupuestos de 2013 y avance financiero al 30 de septiembre 2013.