Talleres mecánicos, un tercio de clausuras por Proepa

La causa es la corrupción que ha desvirtuado el programa de verificación obligatoria, advierte la Proepa

Guadalajara

La falta de cumplimiento en la norma obligatoria de afinación y verificación de automotores en la zona metropolitana de Guadalajara es el factor decisivo por el cual, la ciudad permanece entre las cinco más contaminadas de América Latina: por parte de la autoridad esto explica la clausura de 23 establecimientos, un tercio del total de clausuras ejercidas durante el año que termina.

"En lo que va del año, la procuraduría estatal realizó 436 visitas de inspección a talleres autorizados y acreditados por el programa de Verificación Vehicular Obligatorio en el Estado de Jalisco denominado “Control de Emisiones”. Uno de los principales motivos graves de clausura parcial temporal fue por sustituir el vehículo original al que corresponden los datos del automotor a verificar, lo que se llama de manera llana auto “madrina”. Estas prácticas ilícitas se detectaron en siete talleres", refirió el procurador, Sergio Enrique Arias García.

En seis establecimientos se descubrió el uso de un dispositivo simulador de revoluciones con el que se obtienen datos falsos y en uno de estos lugares se localizaron el uso de hologramas utilizados en procesos de verificación sin haberse colocado al vehículo correspondiente. En cinco talleres no contaban con las auditorias que garantizaran la calibración del equipo; en dos se detectó que el equipo no se localizaba en el domicilio autorizado; en otro porque el equipo no reunió las características de hermeticidad y otro porque el personal que realiza la verificación no está capacitado para ello.

La Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet) espera incidir en los factores que propician estas acciones ilegales, con un cambio radical en el programa de verificación, que migrará a centros especializados, lo que quitará a los talleres la facultad de ser "juez y parte" en el tema, es decir, sólo podrán afinar y dejarán la tarea de la verificación en una red especial que sería otorgada mediante licitación pública, esto, con el fin de evitar la corrupción que afectó al programa desde su constitución hace seis años.