Sustituyen coladeras por otras hechas de polietileno

Odapas de Nezahualcóyotl busca evitar que el material sea sustraído y con ello se afecte la operación del sistema hidráulico, por lo que han tomado precauciones
Las sustracción de tapas de coladeras se convierte en un peligro.
Su sustracción se convierte en un peligro. (Enrique Hernández)

Nezahualcóyotl

Para evitar el robo de tapas metálicas de registros de agua, el Organismo Descentralizado de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (Odapas) de Nezahualcóyotl inició la instalación de cubiertas de polietileno de alta densidad.

Las autoridades señalaron que presumiblemente los accesorios eran robados y comercializadas como fierro viejo, generando una pérdida para el gobierno local de entre mil 500 a 2 mil pesos por cada pieza.

El director de Operación Hidráulica del Odapas, Julio Quintero Figueroa agregó que el personal de esta dependencia repone las tapas de fierro de las coladeras pluviales y de los pozos de visita.

"Anteriormente, luego de su colocación por parte del gobierno municipal, presumiblemente eran robadas y comercializadas", abundó al señalar que con base en el programa "Odazas Trabaja para Ti", las piezas son sustituidas por otras que están "tatuadas" y son fabricadas con material muy resistente, prácticamente imposible de comercializar.

Abundó que buscan evitar que el material sea sustraído y con ello se afecte la operación del sistema hidráulico, por lo que han tomado las precauciones para su resguardo.