Suspenden sesión de ayuntamiento de Puerto Vallarta

Regidores de oposición acusaron que la convocatoria fue ilegal.

Puerto Vallarta

Regidores de oposición rechazaron que se celebrara la sesión extraordinaria de ayuntamiento de Puerto Vallarta este domingo, por considerar que se trató de una convocatoria ilegal por los puntos a tratar, entre otros, el tema de modificaciones al convenio de coordinación con el poder ejecutivo del estado de Jalisco, para la integración del mando único policial.

La cita fue a las 8 de la mañana, sin embargo fue hasta alrededor de las 10:30 cuando se presentó la totalidad de los regidores para dar inicio, es decir, cuando la atención de la gente estaba centrada en la participación de México en la Copa Mundial de futbol. De hecho antes de la sesión, en una pantalla gigante en la sala de cabildo se estuvieron proyectando imágenes previas de dicho evento deportivo.

Regidores del PRI, PAN, Verde Ecologista e independientes pidieron al alcalde Ramón Guerrero Martínez cancelar la sesión, en la que se dio lectura a un documento que presentaron.

Explicaron que “la convocatoria es ilegal, ya que de los asuntos listados se desprende que no reúnen los requisitos indispensables establecidos en el artículo 29 fracción I de la Ley de Gobierno y la Administración Pública Municipal del Estado de Jalisco, y 31 del Reglamento Orgánico del Gobierno y la Administración Pública Municipal, para ser tratados en esta sesión que tiene carácter de extraordinaria”.

Añadieron que dichos asuntos deben ser abordados en una sesión de carácter ordinario. Además del punto mencionado sobre el mando único policial, la orden del día incluía la salida del secretario general Antonio Pinto Rodríguez, quien será sustituido por el contralor municipal, Víctor Manuel Bernal Vargas.

La orden también contemplaba autorizar la suscripción de un contrato de fideicomiso irrevocable de administración, garantía y fuente de pago, con un fondo de reserva revolvente constituido con 7.9 por ciento de las participaciones federales que le corresponden al municipio, para asegurar el cumplimiento de las obligaciones con la empresa Citelum, que tiene la concesión del alumbrado público.

El rechazo de los ediles opositores provocó una discusión que terminó cuando algunos regidores, notoriamente molestos, se levantaron y retiraron del salón.

Ramón Guerrero acusó que los regidores priístas con su actitud se oponen a las modificaciones al convenio de coordinación con el poder ejecutivo del estado de Jalisco, para la integración del mando único.

“Le están dando la espalda a su gobernador, no entiendo por qué, habría que valorar el Partido Revolucionario Institucional la postura de su partido, pero qué lamentable que no le estén permitiendo al gobernador impulsar una iniciativa. Lamento mucho la postura tan sesgada, que han usado para poder denostar esta propuesta que hoy le exige a Jalisco y a Puerto Vallarta responsabilidad para afrontar el tema de seguridad”.

Para entonces ya había empezado el juego de la selección mexicana y los asistentes se dispusieron a verlo.