ENTREVISTA | POR YAZMÍN MURRA

Diana Susana Estens de la Garza Directora de Medio Ambiente

Destaca que es uno de los aspectos a tratar en Torreón, así como la calidad del agua y del aire y ordenar en el tema de la construcción.

"Quisiera que pudiéramos apoyar la reserva de Jimulco”

Torreón, Coahuila

Afirma que su reto como titular de la dirección de Medio Ambiente, es posicionar a la dependencia, para que las demás direcciones de la administración municipal la consideren como una parte importante de su trabajo. Habla sobre los proyectos que tiene para estos cuatro años.

-¿Cuáles son sus planes para Torreón en materia de medio ambiente?
Llego con mucha esperanza, porque del planteamiento de alcalde Miguel Ángel Riquelme uno de los ejes principales es agua y medio ambiente. De entrada se le da relevancia a este tema, eso me gusta.

Son los mismos temas de medio ambiente, estamos hablando de agua, de residuos, de residuos de la construcción, de la calidad de aire. Siguen siendo vigentes y lo seguirán siendo, el trabajo que hay que hacer es muy puntual, que lo podemos separar relativamente fácil en proyectos, en metas y que a su vez estamos buscando alinear con indicadores.

No vamos a estar inventando cosas, sino que vamos a examinar cuáles son los que se han establecido a nivel internacional, cómo vamos llegar a estos proyectos y, después, cuáles son los montos que les tenemos que asignar.

Ver cuál es la capacidad del municipio y los fondos que podamos bajar para desarrollar estos proyectos.

Estoy muy contenta de estar aquí nuevamente y buscaré avanzar lo más que se pueda. Sabemos que el tiempo vuela, que se van rápido los cuatro años en la administración y hay que hacer el trabajo bien.

- ¿Qué será prioritario trabajar?
Yo creo que el tema del agua lo pondría en primer lugar. El desabasto que se tiene que ver desde el punto de vista de la funcionalidad de las redes que ya son muy antiguas.

Tenemos que ver que el agua no se esté desperdiciando, hay fugas que generan un desperdicio muy alto, es algo que históricamente se conoce.

Después nos toca ver la calidad del agua, los laguneros tenemos derecho a un agua de calidad y en cantidad suficiente.

- Se parte de una visión integral, ya que se pudiera pensar que son aspectos que le corresponden al Simas, ¿en qué pudiera contribuir Medio Ambiente?
El tema de medio ambiente incide en muchas áreas. Estamos viendo la conformación del nuevo Consejo del Simas, se espera tener un asiento en el organismo, o sea, que se puede incidir en el tema de la inversión, que se haga para los filtros para la remoción del arsénico, en el tema de la planta tratadora de agua.

Me están por confirmar este tema. En la administración 2006-2009 formé parte de este consejo, por eso se retoma esto.

-¿Se centraría su esfuerzo en medidas de remediación para la problemática del arsénico o se puede ir más allá?
Hay que ver cómo se plantea. En el problema una parte de la solución es técnica, la otra es social, no podemos estar dando nada más una aspirina a través de los filtros, sino estamos atendiendo el problema principal, que es la sobreexplotación.

Es un tema profundo que abarca el ámbito social, la economía y otros contenidos. Se puede incidir, se necesitan acciones contundentes.

-¿Qué tanto se podrá hacer con el presupuesto destinado?
A veces no tiene que ver con el presupuesto, tiene que ver con la generación de la conciencia en el tema del agua y en la formulación de acuerdos en el que participen el estado, la Conagua, el municipio, para ver qué vamos a hacer con el agua que nos queda.

-¿Que se contempla para el mejoramiento de la calidad del aire? vimos que en la pasada administración no se dieron avances en materia de verificación vehicular y monitoreo de la calidad del aire.
Sí se dio pero fue básicamente a los camiones y a los taxis. Vamos a fortalecerla, es un tema ciudadano también con esta obligación. En materia de monitoreo de la calidad del aire, estamos en el proceso de revisión. Afortunadamente ya hay también monitoreo que se hace por parte del Gobierno del estado.

Hay unidades móviles que van a instalar una unidad de monitoreo. Eso es parte de lo que pretendemos que sea el Proaire, que es una herramienta que ya la tienen en práctica en otras áreas metropolitanas del país, que permite tener información de la calidad del aire y, en base a esta, tomar medidas y establecer políticas públicas que incidan en el tema, que está ligado a salud pública.

- ¿Cómo percibe a la ciudad en materia de calidad del aire?
Siempre hemos estado sobre la norma en el tema de partículas suspendidas, eso también tiene que ver con la actividad económica, pero tenemos que estar conscientes de que vivimos en un desierto y, como tal, siempre tendremos alta concentración de partículas, si a eso le agregamos la actividad económica, las caleras, las cementeras.

- ¿Serán los aspectos más delicados a tratar el problema de la calidad del agua y el aire en el municipio?
Son puntos muy sensibles pero no son los únicos. Está el tema del manejo de los residuos, la población está acostumbrada a que nadie le pida que separe su basura. Vamos a buscar incidir en ello, ordenar en el tema de la construcción, que es una de las metas del alcalde.

Son temas que no se van a solucionar al corto plazo, vamos a tratar de tener avances considerables, y dejar los asuntos caminando.

- ¿Se abordará el tema del relleno sanitario La Rosita?
PASA va a hacer lo que está en su contrato y que se le pida. Tenemos que buscar participar a través del organismo supervisor de limpieza o a través de un Consejo Ciudadano de Medio Ambiente.

En el que estemos echando ojo para verificar que la empresa está haciendo su trabajo, cómo se puede mejorar, cómo lo percibe la ciudadanía y que tiene que hacer su parte, ya que no está separando sus residuos, cuando finalmente pagamos por todo lo que se dispone en el relleno sanitario.

Necesitamos campañas para generar conciencia, educación ambiental y hacerlo por la buena, de lo contrario, como se hace en el Distrito Federal o la Ciudad de México, que te multan o no recolectan tus residuos. Estamos lejos de medidas tan drásticas, pero hay que contemplarlas todas.

- ¿Que viene para la reserva ecológica de Jimulco?
Hay que apoyarla. Es un área de conservación hermosa. Es prácticamente una oportunidad para el municipio en el cultivo de hortalizas orgánicas, del orégano, que tiene un valor económico y para la salud de los habitantes.

Yo quisiera que pudiéramos apoyar a la Fundación Jimulco, a través de lo que podamos hacer en la dirección de Medio Ambiente y que se siga brindando ayuda a sus proyectos, como el pago de servicios ambientales y otras acciones para estas áreas.

Se le tenía asignado un millón y medio de pesos anuales, pero tengo entendido que no se les dio.

- ¿Será suficiente este recurso?
Estamos planteando un poquito más, tendremos que hacerlo con los regidores y el alcalde, ellos habrán de examinar lo que se puede disponer.

- ¿Cuál será el presupuesto con el que trabajará la dirección de Medio Ambiente?
Estamos trabajando en ello, pero entre cuatro y cinco millones de pesos, creo yo que es un presupuesto que pudiera ser razonable, dependiendo de las actividades que vayamos a hacer.

Sí nos vamos a meter a la parte operativa, pero en general el medio ambiente es más normativo, quienes hacen las cosas son Obras Públicas o Servicios Públicos, por ello es que estaremos trabajando en coordinación, entre las diferentes dependencias, buscaremos hacerlo.

- ¿Cuál será su nuevo reto en el municipio?
Tratar de posicionar a la dirección de Medio Ambiente, para que las demás dependencias la consideren como una parte importante de su trabajo y lograr el mayor avance posible en los proyectos.