Jimulco aprueba a Susana Estens en Ecología

El encargado de la reserva de Torreón, Eduardo Moreno, destacó que su papel ha sido clave en la obtención del pago de derechos ambientales otorgados por la federación.
El Ayuntamiento de Torreón tiene un adeudo de un millón de pesos con Fundación Jimulco.
"Susana Estens valora y conoce la reserva de Jimulco" (Milenio Digital/Archivo)

Torreón, Coahuila

Eduardo Moreno, encargado de la reserva del Cañón de Jimulco, manifestó que es acertada la decisión de que se considere a Susana Estens como encargada del área Ecológica en la próxima administración de Torreón.

Destacó que su papel ha sido clave en la obtención del pago de derechos ambientales otorgados por la federación y en lo que refiere a Jimulco, valora y conoce la reserva, pues la actual administración se nota un total desinterés por el medio ambiente.

Moreno dijo que valora y conoce la reserva, cuando agregó que en la actual administración municipal fue notorio el desinterés por el medio ambiente.

"(Estens) es una persona a la que conocemos ampliamente por el trabajo que hemos realizado anteriormente con ella, puedo decir que es una determinación muy acertada. La química Susana es una persona que no desconoce el manejo y la importancia de la reserva, y la parte ambiental de un municipio tan amplio. Conoce la problemática de Jimulco".

Señaló que desde septiembre de 2012, no han recibido apoyos mensuales para la reserva, lo que impactó en el despido de personal de las comunidades, quienes laboraban como técnicos.

Zona afectada por plagas e incendios

El alcalde de Torreón, Eduardo Olmos Castro, aseguró al inicio del año que se liquidaría el recurso que se tenía pendiente con la Fundación Jimulco, para la vigilancia y desarrollo de la reserva ecológica.

No obstante, la zona ha sido afectada por factores como plagas e incendios.

Además, el Cabildo autorizó anualmente apoyar a Jimulco por más un millón de pesos, lo que se limitó hasta el 2012. En el presente año, el apoyo no fue considerado por los ediles, pues de acuerdo con la dirección de Ecología, en materia de medio ambiente existían otras prioridades en el municipio.

Los recursos corresponden al pago de quienes están a cargo de la administración y cuidado de la reserva. Se financiaba hasta el 2012, el pago de salarios de cerca de nueve técnicos, encargados de gestionar el financiamiento de proyectos ambientales y turísticos en la zona.

La falta del recurso llevó a los ténicos y a personas de las comunidades, a acudir en constantes ocasiones a la Tesorería Municipal, incluso a manifestarse a las afueras de las instalaciones, sin obtener respuesta de Pablo Chávez Rosique.

De igual forma, faltó la inversión de recursos para aspectos ecológicos en la actual administración, como en el monitoreo de la calidad del aire y la verificación vehicular.