Sigue en análisis reducción de la nómina

El alcalde de Torreón Miguel Riquelme, declaró que se va a considerar esa propuesta por la austeridad que necesita el municipio para el siguiente año.
Miguel Riquelme comentó que cualquier administración tiene la necesidad de examinar y hacer eficiente su nómina periódicamente.
Miguel Riquelme comentó que cualquier administración tiene la necesidad de examinar y hacer eficiente su nómina periódicamente. (Miguel Ángel González)

Torreón, Coahuila

El alcalde de Torreón, Miguel Riquelme, declaró que se va a considerar la propuesta de reducir los sueldos a funcionarios y empleados municipales, por la austeridad que requiere el municipio para superar el impacto financiero que se esperan en el siguiente año, ante el posible recorte de participaciones federales.

Aseguró que ya se está trabajando en la revisión del gasto en la nómina municipal y que a partir del lunes iniciará el análisis de puestos que duraría dos meses, partiendo de los principales niveles hasta llegar a los empleados operativos. 

Al considerar que la nómina es uno de los rubros principales en los que se puede aplicar un programa de austeridad.

Comentó que cualquier administración tiene la necesidad de examinar y hacer eficiente su nómina periódicamente, considerando los proyectos que se tienen.

Miguel Riquelme afirmó que ha estado trabajando con el Tesorero municipal en examinar las áreas dentro del plan de austeridad para la reducción de costos.

Sin embargo dijo que no quiere generar grandes expectativas en el recorte, cuando se tiene a personal que es necesario para el municipio, por lo que agregó que se tendrían que considerar los proyectos que se tienen en cuenta.

En este sentido afirmó que la nómina le representa una inversión pública que es necesaria en áreas de rezago en la administración.

Habló de que se requiere la contratación y el mejoramiento de los salarios de los policías, el incremento del salario a los bomberos y a los elementos de Tránsito y Vialidad.

Afirmó que ha estado trabajando con el Tesorero municipal en examinar las áreas dentro del plan de austeridad para la reducción de costos, ante el posible recorte de participaciones del próximo año.

Se están considerando fuente de financiamiento para generar más recursos para "salir tablas" el próximo año, dijo, así como el recorte en el gasto de servicios generales, la revisión de la gasolina y otros rubros.

En la pasada comisión de Hacienda, el Tesorero del ayuntamiento de Torreón, Enrique Mota Barragán, destacó que se contempla un impacto en el 2016 de 70 a 80 millones de pesos de recorte para la administración municipal por el ajuste que se espera en las participaciones federales a raíz de la tendencia en el precio del petróleo.

Dentro de la sesión, el regidor del PRD, Roberto Rodríguez, destacó la necesidad de que se integre al plan de austeridad de la administración la disminución de los salarios a funcionarios y regidores.