Sube la carne un 20% en Reynosa por escasez

A decir de los comerciantes en la ciudad fronteriza, el recorte presupuestal afecta al sector, debido a que los programas de apoyo se encuentran detenidos
Central de abastos en Reynosa.
Central de abastos en Reynosa. (Verónica Cruz)

Reynosa

El representante de los comerciantes de la Central de Abastos en Reynosa, Santiago González Cavazos, dijo que actualmente continúa presentándose una escasez de carne en esta frontera, trayendo como consecuencia un fuerte incremento en los precios del producto.

González Cavazos citó como ejemplo la venta en canal de la carne de res, la cual aseguró ha subido su precio en un 20% en tan solo un año, repercutiendo directamente en el consumidor que no puede pagar los excesivos costos de este producto básico en la alimentación.

"Ahorita el precio de la carne de res se ha incrementado en un 20 por ciento del año pasado a éste y eso trae como consecuencia los precios que vemos ahorita completamente fuera de orden y del alcance de los consumidores, afortunadamente el puerco y el pollo a pesar de que tenemos una devaluación del 25 por ciento en lo que va del año, no han sufrido un incremento fuerte para los consumidores", refirió.

Por otro lado, Santiago González dijo que los recortes presupuestales también han afectado al sector abastos, sobre todo porque se han detenido programas importantes de ayuda a los comerciantes de esta región fronteriza.

Destacó que esta situación, aunado a la continúa alza del dólar, les ha impactado de tal manera que se han tenido que tomar medidas alternativas como que los productores se ven obligados a invertir mucho más de lo normal, "lo cual sin duda traerá como consecuencia lógica el incremento de precios en los productos, porque recordemos que los alimentos están tazados a precio internacional, entonces si nos pega, las importaciones de productos básicos, la misma gasolina por la homologación que tenemos, todo esto tienen un impacto negativo", apuntó.

En ese sentido el empresario hizo un llamado para que el Gobierno Federal reactive todas las medidas que se han pedido por parte de los organismos empresariales, como mayor motivación para la inversión, algunos ajustes para la deducción de las empresas y con ello suavizar la situación fiscal que atraviesan, para que así se reactive la producción local.