Las suaves manos de una mujer trabajadora

Cada vez llegan más integrantes femeninas a ocupar puestos que son considerados para hombres; en Guanajuato, tres de cada diez hogares tienen una mujer como jefa de familia.

León, GTO.

Abogado, doctor, bombero, ingeniero y hasta despachador de gasolina son oficios que gracias al trabajo de mujeres modernas se han ganado el cambio de la última letra por la "A".

De manera que hoy en día, las mujeres acaparan los oficios e incluso profesiones que hace algunos años eran considerados exclusivos para hombres.

Son las mujeres actuales las que han aceptado el reto de ser jefas de familia y llevar las riendas de un hogar, en todo sentido, desde ordenar la casa hasta solventar todos los gastos del hogar.

El 29 por ciento de los hogares en Guanajuato tienen una jefatura femenina, según lo indican cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

En el estado, es poco el número que falta para que sean seis millones de guanajuatenses y de ellos, es millón y medio el que habita en el municipio de León.

Aunque en Guanajuato el número de la Población Económicamente Activa (PEA) de sexo femenino se incrementó sólo en un cinco por ciento durante los últimos trece años, la tendencia es ver con mayor frecuencia a mujeres desempeñando labores consideradas propias sólo de los hombres.

Hay mujeres que ejercen oficios porque su historia personal las llevó por ese camino, sin embargo, hay otras mujeres que por convicción propia deciden ingresar a la universidad y prepararse para ejercer en áreas en las que antes sólo hombres eran considerados.

Por ejemplo, en la construcción o en la cobertura de periódicos en sección policiaca.

Hasta hace 100 años, en 1910, fue cuando se permitió a las mujeres estudiar una carrera universitaria, aunque a lo largo de los últimos 100 años, el incremento en el ingreso de población femenina a universidades ha ocurrido de manera relativamente lenta.

Sin embargo, en el ejercicio de algunos oficios, ser mujer representa ciertas desventajas que no han podido superarse.

Es el caso de las mujeres taxistas, de las cuales se registran unas 8 en una de las líneas de taxis más grandes de Guanajuato.

Su líder asegura que físicamente las mujeres tienen desventaja a la hora de atender problemas de mecánica del auto, aunque comienzan a superar obstáculos.

En la entidad, este cinco por ciento de población femenina económicamente activa se traduce en un millón, 26 mil 182 mujeres que salen todos los días a trabajar, que pagan impuestos y forman parte de la economía de Guanajuato.

En las siguientes imágenes se pueden apreciar las manos de mujeres trabajadoras que forman parte del 40 por ciento de la Población Económicamente Activa de sexo femenino que se han contabilizado en el estado de Guanajuato.