Deja HGR a las familias en la interperie

Las personas duermen fuera de la clínica, en la misma calle o en bancas cercas del Hospital General Regional quienes esperan noticias de sus familiares.
La gente que espera a sus familiares se cubre con todo lo que tiene a su alrededor, periódico, cartón entre otros objetos.
La gente que espera a sus familiares se cubre con todo lo que tiene a su alrededor, periódico, cartón entre otros objetos. (Mauricio Contreras)

León, GTO.

Ahora ya son casi el doble a comparación del sábado pasado, los familiares en espera de los pacientes del Hospital General Regional, que sufren las inclemencias del tiempo con el frente frio número 21 que se registró desde ayer, pues ante el descenso de temperatura se cubrieron hasta con cartones y periódicos.

Se trata de personas, quienes duermen en afuera de la clínica, en la calle, bancas, en el parque que se ubica frente al hospital o en las banquetas, pues no cuentan con dinero para alquilar algún cuarto en un hotel, pensión o una cama en un albergue y vivir ahí mientras sus familiares son atendidos.

Algunos con cobijas, otros con suéter y periódicos durmieron en el piso o en las bancas de la “sala de espera” que se encuentra afuera del hospital, en donde aseguraron han pasado desde lluvias hasta bajas temperaturas como la que se registró el sábado que llegó hasta un grado centígrado.

Los familiares de los pacientes dicen ser de escasos recursos por lo cual no se pueden ni trasladar a sus municipios de origen como Salamanca, Pénjamo, Salvatierra, entre otros, pues deben permanecer al pendiente de sus enfermos.

“No nos dejan pasar por lo menos al patio del hospital, les vale el frio que está haciendo aquí, no podemos gastar para un cuarto cuando tenemos que pagar desayuno, comida y cena, o comemos o dormimos calientitos”, dijo Juanita, de Salamanca.

Algunos de ellos, exhortaron a las autoridades del DIF a proporcionarles ayuda, ya que en muchas ocasiones no tienen para comer ni para medicamento de sus enfermos.

“No tenemos dinero, no tenemos para las medicinas, no tenemos cobijas, no tenemos ni para comer y con este frio que nos castiga tan feo, al rato voy a tener que entrar yo también al hospital, ojala vena esto los del DIF para que nos ayuden”, pidió Juan del municipio de Pénjamo.

No obstante, hicieron hincapié que hay días en los cuales salen a buscar trabajo, es decir algún oficio a desempeñar como limpiar casas, cortar césped, albañilería, entre otros para tener un poco de dinero y subsistir.

“Todos los días me desaparezco un rato de aquí para pedir trabajo, limpiar la casa de las gentes que viven por aquí, uno no tiene dinero y con gente enferma, medicamento y lo que cuesta esperar aquí afuera, para estar al pendiente de ellos, necesitamos trabajar pero no nos dan porque somos de fueras y no damos confianza”, contó la señora Margarita de Salvatierra.