Sólo con organismos sostenibles se garantiza acceso al agua potable: Conagua

Los conflictos que actualmente se suscitan entre las comunidades que se disputan el agua derivan en gran parte de la falta de información.

Puerto Vallarta

La única forma de garantizar de manera permanente el acceso al agua potable, que actualmente es un derecho humano constitucional, es mediante organismos operadores sostenibles.

Así lo manifestó Emiliano Rodríguez Briceño, subdirector general de Planeación de la Comisión Nacional del Agua, durante el XVI Encuentro Nacional de Áreas Comerciales, que se celebra en Puerto Vallarta.

“En materia de agua, una de las cosas que nos preocupa fundamentalmente es que a partir del año pasado, el acceso al agua potable es un derecho humano constitucional, lo cual representa una fuerte obligación para los organismos operadores”.

Ante ello, apuntó que se debe desarrollar una conciencia no solamente en esos organismos y los municipios, sino entre la población misma, pues el mejor modo de que todos tengan acceso al agua es tener organismos sostenibles.

“Cuando no lo son, provoca serios problemas el brindar el servicio y el gobierno no tiene elementos para hacerlo de manera permanente”.

Por otra parte, Rodríguez Briceño consideró que los conflictos que actualmente se suscitan entre las comunidades que se disputan el agua derivan en gran parte de la falta de información.

“El problema del agua es que cada vez está más en el centro de la atención por la necesidad que se tiene y por la competencia que se está generando en muchos puntos”.

El funcionario de la Conagua dijo que México en su totalidad dispone aproximadamente de 4 mil metros cúbicos por habitantes por año, lo cual está cerca de los 5 mil metros cúbicos que la Organización de las Naciones Unidas considera como un nivel en el que un país dispone de recursos suficientes de agua.

“Aparentemente estaríamos bien, pero los promedios son engañosos. En México hay regiones que tienen tanta agua incluso que Canadá, que es el país que más agua dispone, pero también tenemos regiones donde hay menos agua que en Egipto, que es el país que menos agua tiene”.

Explicó que entre estos dos límites, una gran parte del territorio nacional tiene problemas de disponibilidad de agua, incluyendo el Centro con no más de 1,300 metros cúbicos por habitante, lo que genera una fuerte competencia, y aunque es administrada por el gobierno hay una cercanía social del agua con la sociedad.

“Muchos de los conflictos se deben a falta de información precisa y a la desconfianza que se genera cuando se hace una obra, sin comunicarla perfectamente a la población”.