Sólo el 2.8 por ciento de los hospitales en México se encuentran certificados

El estado de Jalisco cuenta con trece unidades hospitalarias con la certificación.
127 hospitales se encuentran en proceso para conseguir la certificación.
127 hospitales se encuentran en proceso para conseguir la certificación. (Carlos Zepeda)

Guadalajara

Alcanzar la certificación hospitalaria de todos los establecimientos que ofrecer servicios médicos es un gran pendiente. A la fecha, apenas 2.8 por ciento de los hospitales en México, públicos y privados, están certificados

Así lo expuso, el vicepresidente de la Asociación de Hospitales Particulares de Jalisco, Ever Rodríguez Arias, en el foro Por una Práctica Segura en Salud, organizado por la Comisión de Arbitraje Médico de Jalisco (Camejal) el pasado viernes.

“En el 2015 hay 126 hospitales certificados, de 4 mil 354 que existen en todo el país. 126. Y hay 127 en proceso. Aquí he escuchado mucho que la certificación es el camino, pero creo que no se ha tomado consciencia”, dijo, tras detallar que de los 126 centros que ya cuentan con esta acreditación, sólo trece son de Jalisco. Un estado donde hay 76 hospitales particulares y otra cifra similar de instituciones públicas.

Del listado de trece centros hospitalarios certificados en Jalisco, sólo cuatro son hospitales públicos, es decir, no cumplen con el proceso para obtener esta acreditación que otorga el Consejo de Salubridad General las instituciones de mayor tamaño en infraestructura y en cantidad de egresos hospitalarios por año.

“Sólo lo decimos, pero la realidad es que no nos gusta la certificación, y es el único camino para la seguridad (del paciente) y la calidad en  atención médica. No hay otro”, sostuvo Rodríguez Arias, al participar en la mesa de diálogo Las instituciones prestadoras de servicios de salud: visiones de corresponsabilidad.

La certificación hospitalaria o de Establecimientos de Atención Médica es el proceso mediante el cual el Consejo de Salubridad General reconoce a los establecimientos de atención médica que participan de manera voluntaria y cumplen los estándares necesarios para brindar servicios de calidad.

Rodríguez Arias comentó que aún sin la certificación hospitalaria, en el año 2002 la Joint Commission International y la Organización Mundial de la Salud dan a conocer las seis metas internacionales de seguridad del paciente, cuya adopción en México tampoco se ha extendido a todos los hospitales y tiene reticencias.

“Y qué curioso que una de las metas diga ‘identificar al paciente por su nombre’. Tenemos nombre desde antes de nacer y nos van a dejar de llamar por nuestro nombre decenas de años después de fallezcamos, y nosotros no somos capaces de hablar a los pacientes por su nombre. Necesitamos que un organismo internacional nos venga a decir que es importante”, expuso como ejemplo, pues muchos médicos no siguen esta recomendación en su ejercicio diario argumentando las decenas de pacientes que ven en las instituciones, sobre todo públicas.