Sobrepoblación del 42% y violación a derechos, la realidad en los penales

"Hay algunos centros que se encuentran dentro de las instalaciones de los ayuntamientos y los edificios son deplorables con humedad, no reúnen los requerimientos básicos"
Adolfo López Badillo.
Adolfo López Badillo. (Foto: Gabriela Martínez)

Puebla

Sobrepoblación y hacinamiento son los principales problemas que presentan los penales del estado de Puebla, donde también se observan condiciones deplorables de infraestructura y en algunos casos se registran casos de maltrato a reclusos, reconoció el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), Adolfo López Badillo.

De 2010 a la fecha, los 22 penales de la entidad registran una sobrepoblación del 42 por ciento, lo que viola los derechos humanos de los internos al vulnerarse el acceso a la salud, condiciones de trabajo y una vida digna dentro de los centros penitenciarios.

"Son varios penales, por ejemplo Cholula, Chignahuapan, Huejotzingo, Zacatlán, donde el hacinamiento y la sobrepoblación son las principales causas."

El año pasado, los Centros de Reinserción Social del Estado reportaron una población superior a los ocho mil internos, hombres y mujeres, cuando la capacidad en los centros de readaptación es menor, según cifras de la CEDH.

Al término de la firma de convenio de colaboración entre la Comisión Nacional de Derechos Humanos, el gobierno de Puebla y los 217 municipios del estado, López Badillo dijo que se ha reunido con los alcaldes entrantes a fin de que inviertan en la mejora de infraestructura penitenciaria.

"Especialmente porque hay algunos centros que se encuentran dentro de las instalaciones de los ayuntamientos en lugares que tienen más de 50 años construidos y las instalaciones son deplorables con humedad, no reúnen los requerimientos básicos para dar seguridad a las personas recluidas."

Sin precisar el número, el ombudsman estatal dijo que el organismo a su cargo ha recibido quejas de maltrato físico contra reclusos por parte de los propios custodios de las cárceles.

Agregó que se mantienen inspecciones al interior de los penales a fin de constatar las condiciones en que habitan los internos, pero exhortó a los familiares a denunciar las anomalías que observen al interior de los centros de readaptación del estado.