Siempre hay sismos, pero no son perceptibles: geólogos

Carlos Alcocer y José Carlos Rivera profesionales de la rama, explicaron que se seguirán presentando sismos como el que ocurrió en Saltillo la noche del domingo.
Carlos Alcocer Valdés y José Carlos Rivera Martínez presidente y ex presidente del Distrito Saltillo, de la Asociación de Ingenieros de Minas, Metalurgistas y Geólogos de México.
Carlos Alcocer Valdés y José Carlos Rivera Martínez presidente y ex presidente del Distrito Saltillo, de la Asociación de Ingenieros de Minas, Metalurgistas y Geólogos de México. (Ana Ponce)

Saltillo, Coahuila

Geólogos aseguran que siempre se han registrado eventos sismológicos en Coahuila, sin embargo se debe a que son de baja intensidad que éstos no son perceptibles.

Carlos Alcocer Valdés y José Carlos Rivera Martínez presidente y ex presidente del Distrito Saltillo, de la Asociación de Ingenieros de Minas, Metalurgistas y Geólogos de México, coincidieron al señalar que el sismo registrado la noche del domingofue a consecuencia de una reactivación de una falla en el subsuelo de la región sureste del Estado que hizo que se moviera la corteza de la tierra.

“Siempre ha habido temblores aunque en pequeña magnitud, eso se debe en principio a que hay fallas antiguas que pasan por el territorio de Coahuila, son especie de aberturas en el terreno que son de cientos de millones de años, 145 o 190 millones de años que existen y que cruzan todo el territorio”, expuso Rivera Martínez.

Rivera Martínez considera que se deben tomar en cuenta las condiciones geológicas y la posibilidad de eventos de mayor magnitud para la construcción de las viviendas o edificios.

Explicó que esas fallas menores que se desprenden de otras fallas regionales más grandes, ocasionan que en algún momento se reactive su actividad, con pequeños desplazamientos en el subsuelo y que deriva en los movimientos que hemos venido sintiendo.

“No podemos determinar por qué ésta ocasión se sintió más que hace tres años, por ejemplo, pues el movimiento del subsuelo en ocasiones es mayor, aunque estamos en una zona asísmica estos movimientos de la tierra hacen que se registren los temblores”, detalló.

Agregó que en la zona norte del país los movimientos sísmicos son de menor intensidad a los que se registran en la costa del pacifico, “donde los movimientos telúricos se deben al movimiento de las placas tectónicas, debido a que el fondo del mar se está metiendo por debajo del continente”.

Finalmente aseguró que seguirán presentando este tipo de fenómenos naturales puesto que son las condiciones geológicas las que propician los temblores o reacomodos de la corteza de la tierra, señaló que el problema radica en que no estamos habituados a este tipo de eventos, por lo que no descarta que en un temblor de mayor intensidad se puedan registrar daños en las edificaciones.

Por ello considera que se deben tomar en cuenta las condiciones geológicas y la posibilidad de eventos de mayor magnitud para la construcción de las viviendas o edificios.