Sindicalizados de la DAPAS amenazan otra vez con huelga

Este jueves hicieron paro de labores, exigen entre otras cosas, homologación de sueldos.
Detuvieron labores en espera de llegar a un acuerdo.
Detuvieron labores en espera de llegar a un acuerdo. (Imelda Torres)

Ciudad Valles

Trabajadores sindicalizados de la Dirección de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Ciudad Valles (DAPAS) hicieron paro de labores este jueves, en reclamo porque la dirección general no ha atendido las peticiones que vienen haciendo desde hace varios meses, entre ellas la homologación de sueldos porque hay "asistentes" de confianza que ganan hasta 22 mil pesos mensuales, mientras algunas sindicalizadas perciben 7 mil pesos.

Desde temprano se instalaron afuera de la planta principal ubicada en la carretera a Ciudad Mante, señalando que hay emplazo a huelga para el próximo 10 de agosto, si no se llega a acuerdos con el área patronal.

"No es una huelga para perjudicar la administración municipal ni es una campaña política porque esas se acabaron el siete de junio, estamos emplazando a la empresa por violaciones al contrato colectivo para huelga el 10 de agosto y les quiero decir que esto no es por irresponsabilidad de los trabajadores que representamos el sindicato sino del director general que no ha sabido dar una solución, ni una sola vez nos ha dado la cara", refirió Alejandro Ballesteros Corona, líder del gremio, quien mencionó que son 16 conceptos que están solicitando, entre los más importantes la homologación de salarios.

"Hay compadres de directivos que tienen súper sueldos, Sandra Alvizo gana 22 mil pesos como asistente pero no asiste a nadie, está más en el gato bodeguero (una ferretería), mientras nosotros tenemos gente en ese mismo rango ganando siete mil. Otra son los impuestos que nos están descontando y que no están pagando ellos a Hacienda y Crédito Público, hay constancias de trabajadores que han acudido a esa dependencia y les dicen que no han hecho pagos, mientras que en los recibos de nómina viene donde nos retienen cada 15 días el impuesto sobre el producto del trabajo. Les hemos pedido declaraciones individuales anuales y no se nos entregan, eso está dentro del juicio que llevamos en San Luis, en la Junta de Conciliación", expresó.

Después de un rato, el director del organismo, Eligio Quintanilla González aceptó un diálogo con los integrantes de la mesa directiva, comprometiéndose a resolver las solicitudes.