Sin empleo 50% de obreros de la CTM en Tamaulipas

En El Mante, al no encontrar trabajo los trabajadores buscan en otras ciudades o entidades, o incluso se van a Estados Unidos, dice el secretario del sindicato.
Obreros.
Obreros buscan oportunidades de trabajo. (Grupo Milenio)

El Mante

La confederación de Trabajadores de México, dijo que la migración de la mano de obra del sector de la construcción y en especial de albañiles, sigue imparable debido a que estas personas al no encontrar trabajo, prefieren irse a otras ciudades de la entidad.

Juan Luis Izaguirre, Secretario del Trabajo de la CTM en El Mante, señaló que en el gremio existían más de mil 500 integrantes de sindicatos afines al sector de la construcción, entre los que se contaban albañiles, pintores, carpinteros y plomeros, los cuales sufren desde hace más de dos años el embate de la falta de trabajo.

Por este motivo, dijo que al presentárseles oportunidades en Victoria, Tampico u otros municipios de la entidad o incluso, en otros estados de la República, optan por buscar el sustento para sus familias.

"No hay fuentes de trabajo, se ven sin opciones para llevar el sustento a sus familias, este es un fenómeno que se ha acentuado más en los últimos meses, la única esperanza que tenemos es que el gobierno municipal nos incluya en las obras".

Señaló que en 2014 se hizo un convenio con el municipio, en donde el alcalde les dijo que se les daría hasta un 70 por ciento de la mano de obra en las acciones que se desarrollan, sin embargo, no todos los constructores han respetado esto y eso los mantiene sin trabajo.

"Lo que tratamos es que ahora se les diga a los constructores que forzosamente nos tienen que contratar o de lo contrario no se les asignarán obras, pero es algo que pretendemos sin embargo no se ha podido concretar".

Señaló que actualmente, es cuando mucho el cincuenta por ciento de la mano de obra local la que realmente se encuentra trabajando, pues el resto no tiene un ingreso fijo y aunque algunos resisten en su mismo municipio, la mayoría como lo señaló previamente, se van a otras ciudades.

"Hay quienes tratan de resistir, pero luego se dan cuenta de que cuando mucho son tres días de la semana los que van a tener trabajo y el resto no y si a eso le agregamos que estamos en temporada de lluvias y la crisis por la que atraviesan las familias es fuerte, son muy pocos meses o días del año en donde realmente se puede hablar de que hay trabajo.