Llegan nuevos fármacos para el tratamiento de la Hepatitis C

Los medicamentos ofrecen tasas de curación muy elevadas a los pacientes infectados por cualquiera de los diferentes 6 genotipos del VHC.
La detección temprana y un tratamiento adecuado evitan complicaciones como cirrosis y cáncer de hígado.
La detección temprana y un tratamiento adecuado evitan complicaciones como cirrosis y cáncer de hígado. (Especial)

Guadalajara

Las innovaciones tecnológicas han rebasado a ciertas enfermedades que, antiguamente, se creían “imposibles” de curar, tal como la Hepatitis C, virus que afecta principalmente el hígado y, aunque actualmente no existe ninguna vacuna preventiva frente a dicha patología, existen nuevos fármacos que garantizan entre un 85 y 95 por ciento de cura para pacientes con o sin cirrosis, lo cual varía según el genotipo al que se enfrente.

El primero de ellos, llamado Simeprevir, es un inhibidor de la proteasa de primera generación, la cual disminuye la cantidad del virus en el cuerpo, mientras que el segundo, Sofosbuvir, es un fármaco antiviral que previene que las células del virus se multipliquen en el cuerpo. Ambos tratamientos se tienen que individualizar para el paciente.

El doctor José Antonio Velarde Ruíz Velasco, gastroenterólogo del Hospital Civil de Guadalajara (HCG) y presidente de la Sociedad de Gastroenterología de Jalisco, los recomienda los dos medicamentos como una opción de triple terapia, y acompañarlos con los fármacos Interferón y Ribavirina. “En el caso de Simeprevir es una pastilla que se debe acompañar con otros medicamentos (algunos inyectados) para que permita que los tratamientos duren tres meses en vez de un año.

“La eficacia depende del paciente, el genotipo de hepatitis que tenga y otros factores que padezca tales como diabetes y obesidad. Debo decir que se ha avanzado demasiado en este tema, cuando el virus se descubrió la respuesta era de un 6 por ciento y hoy, estos medicamentos tienen las tasas más altas de efectividad”, indicó.

Velarde Ruíz Velasco precisó que el diagnóstico y tratamiento oportuno siguen siendo las mejores respuestas para un padecimiento que causa cada año la muerte de alrededor de 25 mil mexicanos.

“La detección temprana y el tratamiento adecuado evitarán complicaciones como la cirrosis y cáncer de hígado”. Por lo tanto, el especialista insta a las personas que piensan pueden haber estado expuestas a la hepatitis a realizarse la prueba para que puedan mejorar su salud y reduzcan el riesgo de transmisión. “Al ser una enfermedad silenciosa muchos pasan periodos de hasta 20 años sin síntomas o molestias, el problema es después de ese tiempo cuando empiezan los síntomas porque significa que el hígado ya tuvo una afectación severa”

Pese a los avances farmacológicos para disminuir los daños que provoca esta enfermedad, el alto precio de los medicamentos ha causado malestar de algunos de los pacientes, indicó el especialista.

“El problema de su precio es a nivel mundial, por lo mismo, son pocos los pacientes que medicamos con estos fármacos, sin embargo la respuesta que hemos visto en ellos ha sido muy favorable”, señaló luego de mencionar que tanto la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) como la Secretaría de Salud en el estado (SSJ) trabajan en que se pueda acceder a estos a costos más económicos. Del mismo modo, la Asociación Mexicana de Hepatología (AMH) y la Fundación del Hígado realizan acciones y políticas para lograr que toda la población tenga acceso a los medicamento.

“La idea es concientizar a todas las personas sobre la patología para lograr pronto que los pacientes puedan acceder a los nuevos tratamientos, antes de que se encuentren en fases avanzadas”, detalló Velarde Ruíz Velasco.

Es importante mencionar que tanto los fármacos ya aprobados como las moléculas que se encuentran en fases avanzadas de investigación significan una auténtica revolución terapéutica. Los tratamientos son más tolerables, más eficaces y con menor tiempo de duración.

CLAVES

RECOMENDACIONES:

-Realizarse exámenes de sangre cada año

-Habla con tu hepatólogo para valorar la posibilidad de tratamiento.

 

BENEFICIOS:

-95 por ciento de eficacia

-Duración menor a 3 meses de tratamiento

-Efectos secundarios mínimos y tratables.

 

Desventajas:

-Costos excesivos que superan los 800 mil pesos.

Efectos adversos:

-Fiebre

-Escalofríos

-Debilidad

-Insuficiencia cardiaca

-Dificultad para respirar

-Sarpullido

-Aftas o úlceras en la boca

-Ojos rojos o inflamados (conjuntivitis)

-Picazón

-Náuseas

-Anemia