Invertirán 25 mdp en mantenimiento de pozos

Así lo informó el gerente técnico de Simas Torreón, destacó que los 10 colectores caídos por las lluvias, fue también debido a que se trata de redes de 20 años de antigüedad.   
Se licitará una segunda etapa de la reposición del colector Rebollo hacia la calzada Lázaro Cárdenas.
Se trata de redes que tienen hasta 20 años de antigüedad, que se terminan de afectar con la humedad. (Aldo Cháirez)

Torreón, Coahuila

Raymundo Rodríguez de la Torre, gerente técnico del Sistema Municipal de Agua y Saneamiento (Simas), detalló que las lluvias registradas en Torreón han generado la caída de cerca de 10 colectores sanitarios, ya que se trata de redes que tienen hasta 20 años de antigüedad, que se terminan de afectar con la humedad.

Comentó que es común que luego de tres o cuatro días de que se presentan las lluvias, se generan los hundimientos, pues además del factor de la humedad, con el paso de los años las tuberías son carcomidas por los gases de las aguas residuales.

Rodríguez de la Torre estima que para febrero estarán culminando con el mantenimiento de los 25 pozos.

Detalló que se está trabajando en puntos afectados en la zona industrial, en la colonia Mayrán, en Rincón La Merced, ya que aseguró que se tiene el recurso para continuar en forma permanente con la reparación de colectores.

El costo por la reparación de cada tramo oscila en los 250 mil pesos, lo que varía de acuerdo con la medición.

Se han atendido en lo que va del año 136 tramos afectados, entre colectores, subcolectores más pequeños y la red de atarjea, según comentó. Espera más caídas de colectores con las lluvias que se contemplan.

Anunció también que está por iniciar un programa de mantenimiento a las norias de abastecimiento de agua potable, entre la última semana de octubre y la primera de noviembre. 

Estima que para febrero estarán culminando con el mantenimiento de los 25 pozos, para lo que se invertirán 25 millones de pesos.

Se trata de mantenimientos que se les dan a las norias y equipos cada dos años. Admitió que se registran comúnmente fallas en los equipos, por lo que agregó que se evaluará su estado para cambiarlos por equipos nuevos o de mayor capacidad, en caso de ser necesario.

Cada bomba cuesta 800 mil pesos, a lo que se le suma la infraestructura eléctrica.