Simas firma nuevo acuerdo de pago con CFE

El alcalde electo de Torreón, Miguel Riquelme informó que se estableció un convenio a dos años con la dependencia federal para evitar que se afecte el presupuesto de 2014.
Simas Torreón
Simas Torreón (Alejandro Alvarez)

Torreón

En torno a la deuda que mantiene el Sistema Municipal de Agua y Saneamiento de Torreón ante la Comisión Federal de Electricidad (CFE), el alcalde electo Miguel Ángel Riquelme, dio a conocer que se estableció un nuevo acuerdo de pago con la dependencia federal para evitar que se afecte el presupuesto de 2014.

Acudió con el gobernador de la entidad, Rubén Moreira, y el alcalde Eduardo Olmos, a la Ciudad de México, para la firma de un acuerdo de pago a dos años, para liquidar la deuda del Simas.

La CFE cortó la energía al Simas Torreón por falta de pago en dos ocasiones en este año, debidó a que realizaron cambios de funcionarios en el área comercial de la dependencia federal, según explicaron funcionarios de la paramunicipal.

Los pagos del Simas a la CFE han aumentado
Los pagos que Simas realiza a CFE representan entre el 28 y 29 por ciento de egresos del sistema, cuando al inicio de la administración representaba el 21 por ciento.

Mientras que en 2010 facturaban nueve millones de pesos a la dependencia federal, actualmente liquidan cerca de 12.5 millones al mes, debido al incremento de la tarifa y a que se ha construido mayor infraestructura, como los filtros para la remoción del arsénico, de acuerdo con la Secretaría de Gestión y Seguimiento del Sistema Operador.

Según el acuerdo de pago anterior, el Simas depositaba cerca de tres millones de pesos semanales, ya que tiene 175 cuentas con la CFE.

La síndico de Vigilancia en el Cabildo, Natalia Virgil, señaló que la situación de endeudamiento del Simas se da a pesar de que en 2012, la CFE condonó un adeudo de 32 millones de pesos, por lo que debería estar al día en los pagos.

Detalló que el año pasado Simas gastó 132 millones de pesos en el pago del servicio de energía eléctrica, siendo el segundo gasto más alto que realiza, después del pago a nómina, al cual destina el 43 por ciento de los egresos.