En Matamoros se desperdicia el 47% de agua por fugas

El titular de Simas informó que en promedio se reciben alrededor de 30 reportes por ese problema, explicó que no pueden atenderlos en su totalidad debido a la deuda que están pagando a CFE.
Las inmediaciones de la clínica 46 del IMSS de Gómez Palacio están rodeadas por charcos de aguas negras y malos olores.
El 47 por ciento del agua potable que se desperdicia en Matamoros, está dentro de la media nacional. (Lilia Ovalle)

Matamoros, Coahuila

Alrededor del 47 por ciento del agua potable, se desperdicia en las fugas que diariamente se presentan en la ciudad. El titular del Sistema Municipal de Aguas y Saneamiento (Simas) Jesús Elías Massu Sifuentes informó que por día en promedio se reciben alrededor de 30 reportes de fugas.

Debido a que están pagando la deuda millonaria que tenía el Simas con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) por alrededor de 130 millones de pesos, la empresa de aguas no ha podido atender en su totalidad el problema de las rupturas de la tubería.

Señaló que no tienen definido un punto específico donde se presente con mayor gravedad el problema, pues las fugas se presentan en toda la ciudad.

Para el titular del Simas es preocupante que el agua se derrame por estas causas, así como también es una lástima que aún falta mucha conciencia ciudadana para proteger el recurso vital.

El 47 por ciento del agua potable que se desperdicia en Matamoros, está dentro de la media nacional.

Las proyecciones de Massu SIfuentes, es que el próximo año, puedan implementar medidas más efectivas que permitan disminuir la cantidad de fugas que se presentan diariamente.

Esto debido a que con el plan de pagos que llevan a cabo a la CFE, han logrado disminuir la deuda que había hace un año y cinco meses, tiempo en que asumió la titularidad del Simas.

Mencionó que para diciembre se tiene contemplado culminar con la deuda de la Comisión.

Debido a que lograron establecer un convenio de pago en el cual también interviene la Administración Municipal, ha sido más fácil poder cumplir con el monto pendiente.

Las fugas, por lo pronto, continúan apareciendo en la ciudad y con esto el desperdicio de metros cúbicos del recurso hídrico.