Tratadora de Madero se construirá en 4 meses

La obra tendrá una inversión tripartita en la cual el gobierno federal aportará 36 millones, la administración estatal 7 millones y el ayuntamiento 4.2 millones de pesos.
La construcción de la planta tardará 4 meses.
La construcción de la planta tardará 4 meses. (Lilia Ovalle)

Francisco I. Madero, Coahuila

Con la denominación de Planta Mecanizada de Biorector Combinado, la gerencia del Sistema Municipal de Aguas y Saneamiento indicó que el fallo de la licitación para la instalación de una planta tratadora de aguas residuales lo ganó la compañía Valsi Agrícola Industrial S.A. de C.V, originaria de Guadalajara.

Con el dictamen emitido el 22 de diciembre pasado, ahora se espera que en los próximos cuatro meses se edifique la primera planta tratadora de aguas residuales para el municipio de Madero, que tendrá reconversión del agua negra para uso agrícola y que se pretende vender a 95 centavos el metro cúbico.

Es una inversión tripartita en la cual el gobierno federal aportará 36 mdp, la administración estatal 7 millones y el ayuntamiento 4.2 mdp.

El gerente técnico de la paramunicipal, Refugio Flores Rodríguez, estableció que la obra tendrá una inversión tripartita en la cual el gobierno federal aportará 36 millones, la administración estatal 7 millones y el ayuntamiento 4.2 millones de pesos.

Pese a que las autoridades locales aseguran desconocer cuántas empresas participaron en la licitación nacional, ya que fue la Dirección General de Adquisiciones de la Secretaría de Finanzas del Estado la que lleva las riendas de la obra, se indicó que en cuanto a las especificaciones de la obra se pretende aprovechar un gasto de 42 litros por segundo y con ampliación de hasta 60 litros en tratamiento.

La obra se basa en reactores que trabajarán a base de bacterias y que la planta será instalada sobre una superficie de 1 hectárea ubicada en el ejido Las Vegas, donde actualmente el municipio cuenta con una laguna de oxidación que concentra las aguas negras de la ciudad.

Por su parte el gerente general del SIMAS, Jesús Fernando Caballero Guerrero, acotó que esta obra permitirá, aparte de sanear las aguas para su reutilización, evitar ser multados por la Comisión Nacional del Agua toda vez que se considera una obligación de los municipios el contar con una planta de tratamiento.

La multa acumulada, de aplicarse al ayuntamiento de Francisco I. Madero oscilaría en los 450 millones de pesos.